Telenovelas

Villanas que no tienen madre: matan hijos, los casan a la fuerza y los manipulan

Aceptémoslo: no todas las mamás de telenovela son dulces, abnegadas y amorosas

Por Julio Quijano

- 10/05/2022 12:13
No todas las mamás de telenovela son dulces

No todas las mamás de telenovela son dulces

Aceptémoslo, no todas las madres son abnegadas, excepcionales, amorosas y capaces de quitarse el pan de la boca por sus hijos.

También existen las que son capaces de obligar a su hijo a casarse con una vendedora callejera, o las que matan a su marido para que su hijo preferido se quede con la empresa familiar.

Malvina es Laura Zapata

Por lo menos así sucede en el mundo de las telenovelas en donde no todas las mujeres son como Doña Refugio, la madre que saca adelante a sus tres hijos en "Corona de lágrimas". 

Recordemos pues a estas cinco villanas que no tienen madre… y agradezcamos que son solamente personajes de telenovela.


 

  • Laura Zapata vs ¡La maldita billetera, muerta de hambre, arribista!

Malvina tiene dos hijos: mujer y hombre. Pero a ella solo le interesa el primero, Jorge Luis, en quien tiene depositada su ambición: quiere utilizarlo para quedarse con la herencia familiar. La hija es solamente un adorno en la vida de Malvina (que se convirtió para la actriz Laura Zapata en su personaje emblema) porque lo que ella quiere es que Jorge Luis se case con ¡la maldita billetera!

Se trata de la historia de María Mercedes, protagonizada por Thalía, que en efecto se dedica a vender billetes pero que por azares del destino se casa con el hermano de Malvina y hereda su fortuna. 

Para recuperar ese dinero, Malvina planea casar a su hijo con María Mercedes y luego la mete al manicomio con engaños, lo que se convierte en su karma porque al final, Malvina termina hablando consigo misma frente a un espejo y vendiendo billetes de lotería. 

  • “Te tienes que casar… y lo harás con alguien que nos saque de pobres”

Doña Augusta Curiel de Peñalver y Beristáin no tiene dudas: los hijos se tienen que casar con quien se tienen que casar. No con quien aman. No con quien los haga felices. Sino con quien le garanticen a ella una vida de rica. 

Doña Augusta, en la telenovela “Amor Real”, fue interpretada por Helena Rojo. Su objetivo, hacer de sus hijos una mina de oro: primero a Matilde que la casa con un hombre que le garantiza una pequeña fortuna y luego a Humberto, quien a pesar de ser su consentido, lo obliga a tener un matrimonio por conveniencia. 

  • "¡Sí, yo los maté y volvería a hacerlo si mi único hijo vuelve a estar amenazado!"

Quiso matar a José Carlos y mató a Alejandro. Los dos eran sus hijos pero Alejandro era el consentido, al que quería heredar la fortuna de los Creel. 

Catalina Creel es una de las villanas menos madre. Para ella, la maternidad no es amor sino ambición. Desde el primer momento sabes qué clase de madre es: asesina a su propio marido para que su hijo Alejandro tome las riendas de la farmacéutica familiar. 

Y a José Carlos hace mucho que lo sacó de su vida: siendo un niño, lo engañó al decirle que por su culpa ella había perdido un ojo. Literalmente, José Carlos creció sin madre. 

Este personaje interpretado por María Rubio (ya fallecida) representa el pináculo de la maldad entre las madres vanidosas (usa un parche en los ojos que combina con su vestido) y ambiciosa (es capaz de provocar un accidente para matar al hijo que odia). 

Su final es apoteósico: con la música de “Carmina Burana”, Catalina Creel se entera de que el hijo al que mató no es José Carlos sino Alejandro y no le queda más un jugo de naranja y un veneno… el mismo veneno con el que ella mató a su marido. 

  • “¡Te hace falta Jesús, maldita retrograda!” 

Graciela tiene una enfermedad: es adicta al dinero. Tiene una hija en la que deposita todas sus esperanzas pero no para que sea feliz sino para que la haga millonaria. La hija, sin embargo, no es sumisa y por el contrario, se rebela hasta donde pueda para no casarse con quien su madre la quiere casar. 

Interpretada por Daniela Castro, Graciela recorre toda la gama de emociones negativas en su papel de madre: pasa de la manipulación al regaño, de las medias verdades a la mentira descarada. Todo con tal de conseguir lo que ella quiere: dinero. 

  • “Tu papá nos puede sacar de estos problemas”

Deborah, en vez de pagar la hipoteca de la casa, se gasta el dinero en unas cremas para la piel milagrosas. Lo peor es que ese dinero no era suyo, sino de su hija Sara. Pero tienen una solución porque un ex amante suyo, millonario, acaba de morir, y entonces convence a su hija de que vaya a reclamar esa herencia. 

Elizabeth Álvarez interpreta a esta madre ambiciosa, vanidosa, ególatra que prefiere vestir bien antes que cuidar a su hija Sara, interpretada por Michelle Renaud. Así sucede en La herencia, telenovela que actualmente se transmite por Las Estrellas y en la que Sara ha sufrido por las acciones de esta villana que, igual que las cuatro anteriores, no tiene madre. 

 
 

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Telenovelas