Gustavo Adolfo Infante revela los minutos que cambiaron su destino