En Exclusiva

¡A Erik Rubín todavía no le ha tocado dormir en la sala!