Famosos

Misael Maldonado: Martha Higareda lo inspiró a hacerse productor

De tantas caídas en su carrera, Misael Maldonado ha aprendido a levantarse... y reinventarse

Por Víctor Hugo Sánchez

- 20/05/2021 05:40
null

TEXTO: VÍCTOR HUGO SÁNCHEZ • FOTOGRAFÍAS: ISRAEL HERNÁNDEZ, cortesía

Cada vez que tengo oportunidad de platicar con Misael Maldonado, termino muerto de la risa. Y es que es un loquito, de esos que andan por la vida repartiendo buena vibra, y su peculiar manera de conducirse es graciosa, y su sentido del humor, a prueba de balas, igual que sus ganas de forjarse una carrera en este que es un mundo tan complicado: el de la actuación.

Hace casi 15 años que pisó un escenario por primera vez, en un montaje universitario: Moraleja, en la escuela de Arte de Acatlán (UNAM): “Fue la primera vez que pisé un escenario y me pagaron”.

“TODO HA SIDO DIFÍCIL, PERO ES MI VOCACIÓN”

Para él, como para tantos otros, la carrera no ha sido nada fácil: “Ha sido más bien difícil, pero es mi vocación, es lo que más me llena. Incluso en contra de la voluntad de mi padre; quería que estudiara Derecho. Me decía que actuar estaba bien como un pasatiempo, pero que de esto no iba a vivir.

¿Y tenía razón? "Pues es una carrera muy competida, que me ha mostrado sus peores caras, pero también me ha sonreído.

Y es que la vida le ha pasado factura, como cuando fue invitado a participar como bailarín y modelo en el videoclip de Belinda y Pitbull, Ego, ego, egoísta: “Todo iba bien, pero creo que no le caí bien a Belinda. Y aunque en las grabaciones tuve mucho foco, cuando salió el video vi que me habían cortado todas mis participaciones, y duele, porque yo ya le había anunciado a mis amigos y familia que saldría. No te creas, me deprimí muchísimo… Sí, me pagaron y todo, pero no salí”.

“LOS TROPIEZOS SON LOS QUE TE HACEN CRECER”

De tantas caídas, Misael ha aprendido a levantarse y a reinventarse: “Fuera de ahí, nunca he tenido una mala experiencia; al contrario, me ha ido muy bien. Me he dado cuenta de que la carrera es muy difícil, pero que no se trata de ausencia de talento, porque en mis audiciones, mis propios compañeros me aplauden, me reconocen y me dicen: ‘¡Seguro te quedas con el papel!’, pero al final el productor o el director deciden que no, que no soy yo, entonces sabes que no es cuestión de talento o de que estés muy guapo.

Sucede que no eres la persona ideal para el personaje, y lo acepto. Se siente feo cuando te rechazan y te vas llenando de tropiezos, pero al fin y al cabo, esos tropiezos son los que te hacen crecer y te llevan a la decisión tan importante, como en mi caso, de hacer la transición de producir mis propios proyectos”.

De gestionar tu chamba... "Y gestionar los papeles que quiero interpretar y jugar con eso. Ha sido maravilloso estar como productor y dar buen trato a mis colegas, darles el respeto que se merecen y tratarlos como estrellas, que es muy importante. Los actores somos muy sensibles y nos afectan esas cosas. Hace tres años, aproximadamente, escribió, al alimón con la directora Isabel Balboa, Antes del ocaso, un imaginario donde se reúnen en una tertulia Salvador Dalí, Luis Buñuel, Federico García Lorca y la musa del pintor, Ana María Dalí.

Lo presentó con éxito en el teatro Telón de Asfalto, acompañado de los actores Adrián Alarcón, Gustavo Villatoro y María del Mar Náder Riloba, quienes, dirigidos por Isabel Balboa, ganaron aplausos de pie en sus funciones. Uno de los personajes que más satisfacciones le ha dado fue Ramiro, el reportero que interpretó en la telenovela La Doña, que protagonizó Rebecca Jones: “Andaba investigando a los Monkis; recuerdo lo generosa que fue la propia Rebecca que, en mi primer día de llamado, me recibió y me dijo: ‘Bienvenido. Dame tu vestuario, ahorita te digo cuál es tu camerino’. Me enseñó cómo moverme ahí, porque yo llegué así de ‘no entendiendo nada’. Fue increíble ver a una figura como ella comportarse como compañera de trabajo”.

“LA PANDEMIA ME HIZO SENTIR MÁS ARTISTA DE LO QUE YA ERA”

Más inclinado hacia el teatro, no ha dejado pasar oportunidades y también ha participado en cine, aunque en breves apariciones, como en la película Tres idiotas, al lado de Martha Higareda: “Ella, que también es productora, que le mete mano a los guiones, fue mi inspiración para hacerme productor de mis propios proyectos.”

¿Te han dado ganas de tirar la toalla?

"En esta pandemia sí. Cuando empecé a vivir de mis ahorros y se me empezaron a caer los proyectos que tenía, dije: “Tengo que hacer otra cosa”. Recordé cuando Luisa Huertas me dijo: “Esta carrera no es de llegar, es de resistencia”. Y justo ese día me invitaron a dar clases de actuación; entonces, la mitad de la pandemia estuve dando un taller de iniciación actoral, y fue maravilloso.

Ahí fue cuando pensé: “No voy a tirar la toalla’”, y desde mis conocimientos me conecté y me volví más artista de lo que ya era; y empecé a trabajar, a leer más teatro, a producir otra vez y a jugar en el mundo virtual, el trabajo en casa. Propuse lecturas dramáticas de Nueva York y otros lugares con gente que quería trabajar y que sólo era leer teatro, y que suceda lo que tenga que suceder”. El entusiasmo no se le acaba. Es un loco, de esos que quisiéramos más en este mundo.

En esta nota

  • Misael Maldonado

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Famosos