Famosos

José Luis Arévalo comenzó recogiendo cables y celebra 30 años de trayectoria

El periodista recuerda su paso antes de conducir el noticiero de Televisa.

Por Nayib Canaán

- 20/05/2022 08:00
null

Aunque cada viernes lo vemos narrando los hechos más importantes del día en el noticiero estelar de Televisa, José Luis Arévalo no siempre estuvo rodeado de privilegios, pues antes del estrellato en la pantalla chica le tocó comenzar desde el primer escalón, paseándose por todas las áreas que conforman la carrera que hoy le regala 30 años de éxitos y reconocimientos.

Su vida se resume en tres grandes pasiones: el futbol, la actuación y el periodismo, siendo esta última la que desarrolló de adulto y la que lo llevó a recorrer el mundo, observando en primera fila acontecimientos tan desgarradores como las guerras que cambiaron tantos países. Aquí, las confesiones de este hombre que se casó con una europea, habla tres idiomas y se quedó con la ganas de actuar al lado de Lucero.

¿De qué forma celebras este aniversario? Agradeciendo que me sigan aguantando aquí en Televisa, y trabajando. Agradezco a mis jefes, al señor Emilio Azcárraga Jean, a Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia que han tenido paciencia conmigo; a mi actual vicepresidente, Daniel Badía; al doctor Leopoldo Gómez, y a todos mis compañeros camarógrafos, asistentes y editores, creo que somos un gran equipo.

¿Cómo comienzas en el periodismo? Entré a Televisa en Praga. Salí de México el 1 de mayo de 1992 para trabajar en la oficina de Eco en Checoslovaquia; yo era el editor y luego camarógrafo de Aniceto Menéndez. En 2005, ya en México, comencé como director de internacionales; estuve 10 años, y desde 2016 hasta la fecha, conduciendo en FOROtv; en En punto estoy desde octubre de 2019. Empecé desde abajo, y lo agradezco, porque uno va conociendo todo el proceso, desde editar una nota, iluminar, hacer cámara. Antes de Televisa había estado en Cepropie, y cargué tablas, recogí cable, por lo que valoro el trabajo que hacen cada uno de mis compañeros.

¿Qué representó Eco para tu formación? Fue una gran escuela; ya quedamos pocos de aquella época, pero muchos de los periodistas que ahora están vigentes y son grandes líderes de opinión pasaron por Eco. La intención de don Jacobo Zabludovsky era hacerle competencia a CNN en español, y creo que se logró; cuando entré a Eco eran muy poquitos corresponsales, pero cerramos con casi 70 en todo el mundo.

¿Cuál es la diferencia que ves entre el periodismo de hace 30 años y el de ahora? Antes nos enseñaban a estar en la calle, ahora la escuela es dentro de la empresa. Pienso que los dos conceptos son valiosos, aunque ahorita cualquiera es periodista, cualquiera es camarógrafo porque trae un teléfono y sube a las redes sociales cualquier cosa, entonces, puede ser que no haya ese nivel de exigencia que había antes. A lo mejor no están tan preparados los muchachos, basta con que les guste hablar, se paren con el celular y narren cómo atropellaron a una persona, por ejemplo.

¿Cómo describes la experiencia de vivir en Checoslovaquia? Fue una gran experiencia porque me tocó el cambio de Checoslovaquia a República Checa y Eslovaca. Me tocó ver el cambio de una Checoslovaquia gris a una República Checa muy moderna. Yo sigo yendo, y veo que sí cambió mucho.

¿Qué razones te hacen regresar? Mis hijos son checos: el mayor nació en Bélgica, porque yo estuve dos años en la República Checa, luego me fui a Países Bajos un año, y después a Bruselas, donde pasé 10. El menor nació aquí en México, pero tiene pasaporte checo por la mamá.

¿Dónde te casaste? En la República Checa, mi mujer es de allá, pero se tuvo que venir para México conmigo. Afortunadamente habla español, aunque yo soy flojo en el idioma checo, hablo mejor el inglés y francés. ¿Qué edad tienen tus hijos? El mayor tiene 18 y el menor 10.

¿Quieren seguir tus pasos? Al mayor le gusta el periodismo deportivo; ya hay una propuesta de trabajar en la empresa, pero todavía no se concreta. El chico juega en el América, está en el club y no sé qué vaya a ser.

¿Cuáles fueron los eventos que más te marcaron mientras eras corresponsal? Cubrí muchas fuentes, pero las guerras han sido la parte fuerte. Tengo 53 años y soy el corresponsal mexicano que más guerras lleva para televisión: seis. Creo que me sigue Horacio Rocha, quien también hace un gran trabajo, acaba de estar en Ucrania.

¿Qué tan grande es la responsabilidad de conducir el noticiero estelar de las estrellas? Es una responsabilidad que asumo con mucho compromiso, hago mi trabajo lo mejor que puedo. Agradezco a Bernardo Gómez, a Daniel Badía y a Denise Maerker que me hayan volteado a ver, porque estar un día fijo a la semana es un honor.

¿Qué te gusta hacer en tus ratos libres? Me encanta el futbol… Yo jugué en el Club América a los 10 años, luego en la Selección Mexicana estuve un año. Mi mamá es bailarina y mi papá es músico, nací con esa inquietud. Primero quería ser actor, mi papá hizo la música para la telenovela Cuando llega el amor, con Lucero; yo quería actuar ahí y me mandaron a estudiar con Miguel Córcega. Cuando fue el casting hice la prueba, pero nunca me llamaron. Ahí entendí que no era lo mío, aunque si en algún momento se da la oportunidad de actuar en una obra de teatro, lo haré con todo gusto.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Famosos