Famosos

A tres años de la partida de Christian Bach, Humberto Zurita ha superado su dolor

Entrevista exclusiva.

Por Nayib Canaán

- 10/07/2022 11:41
null

Los peores días ya pasaron para Humberto Zurita. El dolor, la soledad y la rabia quedaron a un lado para darle paso a un hombre resignado que poco a poco aprende a vivir sin el amor de su vida, pero aferrado a lo más grande que le dejó esa mujer llamada Christian Bach: sus dos hijos, Emiliano y Sebastián. El actor de 67 años se mantiene firme y optimista, siendo un padre presente y disfrutando cómo sus retoños alcanzan el éxito en proyectos que los posicionan dentro de la industria del entretenimiento.

De este tema y de la manera en la que enfrentó la adversidad nos habla, en exclusiva, vía zoom, desde la comodidad de su hogar.

Ahora que se reestrena 100 días para enamorarnos, ¿cuáles son las cualidades que te identifican con Ramiro, tu personaje? Con el amor. Él es un ser amoroso, un ser de luz, y el amor es su motor, es lo que lo mueve. Y por amor, él es capaz de reconciliarse con sí mismo, con sus propias ideas, con su formación, para poder entender, a su hija por un lado, a su nieta por otro y a todos los amigos que están alrededor, cada uno con sus propios problemas.

¿Piensas que en estos tiempos hace falta gente que crea y defienda el amor? Sí, gente que sea empática con la vida, y más después de la pandemia, porque todos lo hemos reflexionado en algún momento. Pero luego descubrimos que no nos cambió tanto. Quizá llegué a creer que todos íbamos a ser más empáticos, más amorosos, que íbamos a tratar de abrirnos más, a entender la nueva vida, el nuevo siglo.

¿El amor por tus hijos es lo que te mantiene de pie? Lo que más nos mueve es el amor por la familia, el mayor tesoro que tenemos en la vida. Podemos carecer de lo que sea, menos de una familia. En mi caso, ya no tengo a mi madre, ni a mi padre, pero tengo a mis hijos, que es lo que me mueve a mí en la vida; ellos son mi núcleo más personal.

En el caso de tus hijos, ¿cuántas satisfacciones te deja el verlos hacer, cada uno, su propia carrera? ¡Ay, a mí se me cae la baba! Ahorita, el menor (Emiliano) está haciendo una serie en Islas Canarias, España. Sebastián acaba de regresar de Australia. A ambos les está yendo muy bien con su proyecto de Cómo sobrevivir soltero; ya van por tres temporadas, lo escriben ellos, lo producen, lo dirigen... Yo estoy muy feliz con mis hijos, muy orgulloso de todos sus logros, son hombres que están preparados para eso. Uno es arquitecto, el otro es economista, y bueno, decidieron fundar su propia productora.

¿De qué forma los has influenciado como padre? Dicen por ahí que no educas con la palabra, educas con el ejemplo. Y creo que es un poco válido eso, el hecho de que desde niños ellos nos hayan visto, a Christian y a mí, trabajar y estar siempre en backstage con nosotros, viendo nuestros trabajo, cómo yo producía, cómo dirigía o cómo actuábamos. Pienso que tomaron el ejemplo, porque además, lo nuestro es una enfermedad, es una enfermedad contagiosa. Y ahí están mis hijos dándole duro.

En estos tres años sin Christian, ¿cómo te has reconstruido emocionalmente? ¿Cómo has logrado salir adelante? Es la vida misma la que te lleva a reconciliarte contigo mismo, tienes que hacerlo. Yo pasé luego por la pandemia, días de soledad; de pronto, esos días en los que me sentía solo, sin mi pareja porque se fue, la pandemia nos orilló todavía más a estar con uno mismo. Ahí yo fui entendiendo muchas cosas, porque son muchos ciclos por los que pasamos cuando perdemos a la pareja; sobre todo yo que tenía tantos años con ella. Ahora estoy más tranquilo, más en paz; mis hijos y yo siempre hablamos de eso. En cada trabajo que hacemos ella está en nuestro corazón, la recordamos; puede que sea un homenaje a la vida, a comprender que son ciclos, que la naturaleza a veces es cruel y uno tiene que entenderla. Por eso aquí andamos, sobreviviendo con mucha pasión, con la misma entrega y con el mismo amor, sobre todo porque nosotros hacemos un trabajo que hay que entregárselo al público. Por eso sigo aquí, sentado frente a ti. El público y ustedes me han hecho el favor de que, a lo largo de los años, yo continúe haciendo lo que más me gusta. Eso es un privilegio.

¿De qué forma lograste transformar el dolor? Con amor. Es que la vida sin amor no tiene sentido. Y los que nos quedamos en la vida debemos estar acostumbrados a los cambios. Tú y yo somos del siglo pasado, al igual que mis hijos; eso es una maravilla, es un privilegio estar a 22 años de una nueva era. Ya nos tenemos que adecuar a ella, a nuestros tiempos, no a nuestra edad. Eso me ha hecho entender mejor la vida. Yo también acabo de perder a mi madr,e y ahora sí como dice la canción: “Unos que se quedan y otros que se van”. Los que nos quedamos tenemos que vivir con amor, con amor por los demás para ser felices lo mejor posible. A eso venimos a la vida, a tomar decisiones, a ser libres y a tratar de que nos den muchos chispazos de felicidad.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Famosos