El último rey. El hijo del pueblo