Noticias

La Última Palabra\ De testamentos a… ¡Herencias malditas!

La Última Palabra\ De testamentos a… ¡Herencias malditas!

Por jjrivero

- 15/06/2021 02:45
null

En el medio artístico han sido varios los casos de testamentos en los que, desafortunadamente, ¡nadie sabe para quién trabaja!

POR GUSTAVO ADOLFO INFANTE

¿No se supone que uno deja su testamento porque es nuestra última voluntad? Eso siempre he pensado, pero parece que no; lo que alguien trabajó y decidió dejar a sus hijos, primos, pareja o a quien se le dio la gana, poco importa, porque finalmente terminan en pleito fuerte y de muchísimos años. Los ejemplos de estos testamentos inundan el ambiente artístico.

Esta es una investigación al estilo TVyNovelas.

NADA PARA NADIE

El gran mimo mexicano Mario Moreno “Cantinflas” falleció en 1993, y desde esa fecha, échele 25 años, hasta que muere su único hijo, Mario Arturo Moreno Ivanova, éste se pasó peleando con su primo hermano, Eduardo Moreno Laparade, por la herencia del comediante.

Hijo de Cantinflas se casó con Tita Marbez

Resulta que el legado Cantinflas, más las casas, dinero y demás, fueron para su hijo adoptivo, pero las regalías de sus películas para su sobrino Eduardo Moreno Laparade. Estos dos señores se enfrascaron en un pleito legal y de medios verdaderamente de antología, en el que hubo testigos reales, otros comprados, abogados nacionales, internacionales, demandas, intentos de negociación, extorsiones, testamentos falsificados, mentiras, engaños, golpes bajos, entrevistas en medios de comunicación, trascendidos…

Es decir, se usaron todas las armas que alguien puede usar, y finalmente quien ganó el derecho sobre las películas fue el sobrino Eduardo Moreno; incluso el hijo, Mario Arturo, falleció antes del veredicto final.

La heredera: su viuda, Tita Marbez, quien ahora debe más de 20 millones de pesos por gastos y costos del juicio.

AVIONES PERDIDOS

Sé que puede sonar de película, pero dentro de la masa hereditaria de Joan Sebastian faltan dos aviones. Sí, así como lo lee: no saben dónde quedaron dos aeroplanos propiedad de El Rey del Jaripeo.

Y seguimos con cosas increíbles… ¿Sabía usted que Joan NO HIZO testamento, a pesar de que padeció cáncer de huesos por 16 años? Dicen que pensaba que sería de mala suerte hacerlo, y finalmente murió sin testamento, aunque gran parte de su herencia la repartió en vida. Aun así quedaron muchas cosas pendientes; por ejemplo, ¿a cuántos heredó?, ¿qué le tocó a cada uno?, ¿quiénes quedaron fuera de la sucesión testamentaria?

A pesar de que murió hace seis años, aún no se reparten los bienes, y al paso que vamos, parece ser que no será pronto. Aparentemente la herencia se dividirá entre nueve, y hay casas, quintas, ranchos, terrenos, caballos, vacas y ocho millones de pesos en efectivo, aunque el abogado de una de las hijas dice que hay muchos millones más. Habrá bronca. Se los firmo.

MÁS TESTAMENTOS… LOS ABOGADOS SE LO LLEVARON

Tras el sensible fallecimiento de doña Lola Beltrán, la reina indiscutible de la música mexicana, empezó un juicio largo, pesado, tortuoso, desgastante para su única hija sanguínea, María Elena Leal, y su hijo adoptivo, José Quintín.

Fueron años de peleas en tribunales, pues la herencia en su totalidad era para María Elena, por lo cual José Quintín impugnó el testamento y se metieron en camisa de 11 varas por años, hasta que todo el dinero se gastó en el juicio, y luego de 10 años se dieron cuenta de que ya no había nada para nadie. ¿Qué tal?

MARÍA LUISA LEÓN, ESPOSA DE PEDRO INFANTE, LA GANONA

El máximo ídolo del cine nacional, Pedro Infante, trabajó 19 años (de 1938 a 1957) y amasó una importante fortuna, misma que invirtió en bienes raíces, casas… El gran problema es que él se casó legalmente sólo una vez, la primera, con la señora María Luisa León, motivo por el cual las demás relaciones de Infante se quedaron chiflando en la loma; es decir, no les quedó nada.

Incluso la última mujer del ídolo, Irma Dorantes, casi acaba en la cárcel por ese motivo. Pero eso no fue todo, ante la muerte de Pedro empezó un juicio que duró tantos años, que las casas primero se echaron a perder antes de tener un dueño.

DESAMPARÓ A CASI TODOS

Juan Gabriel salió bueno para tener hijos, aunque no sabemos si biológicos o adoptados, pero muchos. ¿Cuántos? Yo creo que ni el mismo ídolo de Juárez lo supo. Lo que sí es un hecho es que traen un broncón marca ACME, pues algunas de las propiedades no las quieren regresar personas que supuestamente las iban a devolver, pero ahora ya no quieren.

Más allá de todo esto, son muchos los hijos que pretenden una rebanada del pastel, y quizá tengan razón, aunque el único beneficiado de la herencia de Juan Gabriel es Iván Aguilera, uno de sus hijos de Miami, a quien no le veo muchas ganas de compartir los millones de dólares y docenas de propiedades que están en juego con sus hermanos y hermanas.

Moraleja: Si dejan algo de herencia, mejor repártanla en vida, porque los deseos de un muerto nadie los respeta, pero nadie.

Encuentra más información en nuestra edición impresa de esta semana. ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

Te podría interesar:

La Última Palabra\ Machismo hasta en video

La última palabra\ Mexicanos mundiales…

En esta nota

  • Opinión

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Noticias