Noticias

Chucherías\ Un recorrido por Julián Gil y la similitud de su vida en ‘Qué le pasa a mi familia

Chucherías\ Un recorrido por Julián Gil y la similitud de su vida en ‘Qué le pasa a mi familia

Por jjrivero

- 15/06/2021 02:54
null

Gloria Trevi y su serie de TV: ”No contaré mi verdad, contaré la verdad”, y a Chente Fernández lo usan como mercadotecnia para vender un libro.

POR CHUCHO GALLEGOS

En su regreso al melodrama, Julián Gil interpreta a Carlos Iturbide en la telenovela Qué le pasa a mi familia?, que se estrenó este lunes 22 de febrero a las 20:30 horas por las estrellas, y curiosamente hay cierta analogía de la historia ficticia con su vida real; si no ahora, sí en cuanto Matías, el hijo que procreó con Marjorie de Sousa, crezca y tenga la curiosidad de saber más de su padre.

La falta de comunicación distancia a su personaje, millonario exitoso en la industria zapatera de León, Guanajuato, con su hijo veinteañero, Patricio (Mane de la Parra); lo mismo que le pasa ahora a Julián Gil con su hijo Matías, de cuatro años, al que no puede ver por restricciones de un juez, y que seguramente cuando crezca, la falta de comunicación se convertirá en falta de cariño porque no lo tuvo cerca en sus etapas de formación: niñez y adolescencia.

“ES LO QUE VOY A VIVIR DE AQUÍ A 15 O 20 AÑOS CON MI HIJO”

Julián Gil es Carlos Iturbide. 

Platicamos con Julián vía Zoom, y nos habla de sus roles de actor en Qué le pasa a mi familia? y en su vida: “Me da felicidad trabajar con el señor Juan Osorio, quien me regala personajes fuertes. Carlos Iturbide tiene conflictos con su hijo Patricio por ausencia de atención en la crianza, y esto hace que no exista la comunicación entre padre e hijo”.

El actor acepta que hay similitud entre la ficción y la realidad que él vive. “De alguna manera sí podría haber similitudes hasta cierto punto. Lo que estoy viviendo con el personaje en Qué le pasa a mi familia? lo voy a vivir de aquí a 15 o 20 años con mi hijo Matías.

“Es genial, porque una de las cosas que me gusta de trabajar con el señor Juan Osorio es que tiene las situaciones tan bien pensadas, porque no existe una familia en el mundo sin problemas.

“El título de la novela es un cuestionamiento que se hacen padres, hijos, hermanos, etc.: ¿Qué le pasa a mi familia? Y eso es un gancho para que la gente reflexione sobre su núcleo familiar. La gente sentada en su casa frente al televisor se va a dar cuenta de que le estoy enviando un mensaje, y eso es hermoso. No se trata de un actor que sólo está tirando líneas, pero no hay problema que no se pueda solucionar, siempre y cuando se abra la comunicación”.

“NO EXISTE NINGUNA COMUNICACIÓN CON MI HIJO”

Sobre su vida personal, de la relación con su hijo, Julián Gil nos dice: “¿Comunicación? No existe ninguna. Una vez que el caso entró a los tribunales, Marjorie hizo todo lo posible porque yo no me comunicara con el niño. El único que puede solucionar esto es el tiempo. Yo he luchado por estar presente en la vida de mi hijo. Hoy en día, ni siquiera tengo la patria potestad”.

Le comento a Julián de su ausencia en las visitas a ver a su hijo, y me dice: “Los motivos de mi ausencia son reales. Fue por una negación de mi parte, de por qué tengo que ir ver a mi hijo a un Centro de Convivencia cuando no existe motivo alguno para eso. La gente que va ahí es porque tiene problemas con la justicia, son delincuentes o tienen algún tipo de alcoholismo o padecimiento psicológico. No es mi caso”, y continúa: “Esa determinación del juez es a causa de acusaciones de que soy alcohólico, de que soy drogadicto, narcotraficante. De todas esas acusaciones, cuando entra el caso penal, la señora (Marjorie de Sousa) y sus abogados retiran todas las acusaciones porque no son verdad: yo no tomo, no me drogo, no soy secuestrador de niños… Con todo y que esas acusaciones fueron retiradas, el juez sigue en esa determinación. Es un tema bastante complicado que duró tres años”.

Finalmente, la similitud que tiene el personaje de Carlos Iturbide con la vida de Julián Gil está cargada de emociones del actor, que sin duda reflejará esto en una actuación soberbia.

Hablando de la telenovela Qué le pasa a mi familia?, su productor, Juan Osorio, lucha con las secuelas que le dejó el COVID-19: se fatiga y las supera con oxígeno, además de dolor en una pierna. El compromiso de presentar un buen producto lo tiene de pie, como árbol, retomando la novela del escritor Alejandro Casona.

LA TREVI NO CONTARÁ SU “VELDÁ”

Tardó años, pero ya es oficial la serie de Gloria Trevi a cargo de Carla Estrada. La cantante hizo el anuncio oficial en una conferencia de prensa, de la que destaca una frase: “No voy a decir mi verdad. Voy a decir la verdad”.

El tema es sobre un hecho real, de manera que Carla Estrada, productora de experiencia y confiable en su manera de trabajar, deberá hacer una profunda investigación; tal vez entrevistar a los protagonistas de esta historia para, entonces sí, contar la VERDAD de un hecho sin caer en la parcialidad.

Gloria Trevi. Foto: Getty Images

SE CUELGAN DEL NOMBRE DE CHENTE FERNÁNDEZ

Pasando a otra cosa… Guadalupe Castro, residente en Estados Unidos, denuncia públicamente que fue violada hace 40 años por Vicente Fernández, y cuenta la historia en un libro que venderá en Iberoamérica, donde su personaje es un ídolo.

Usa el nombre del cantante para promover la venta del libro, porque si la denuncia tiene fundamentos, hubiera empezado por llevar su caso a la Corte, y hemos visto que en Estados Unidos, según sus leyes, este tipo de delitos no prescriben.

Ocurrió en el caso Roman Polansky, director de cine de origen polaco, naturalizado francés, que 20 años después le comprobaron violación, y el FBI lo ha perseguido para aprehenderlo, al grado de que se refugió en Suiza, que no tiene tratado de extradición con EU. No es el caso de Chente.

La señora Guadalupe tendrá que acusarlo penalmente y luego probar que su dicho tiene fundamento. De otra manera, se trataría de una calumnia, y sería sancionada de acuerdo con las leyes de ese país.

Por su parte, Chente debe estar más preocupado ayudando a parir a su ganado vacuno, que darle seriedad a esta denuncia cuyo origen, de acuerdo con la información de la señora Guadalupe, sucedió hace 40 años. Se trata de mercadotecnia para vender un libro.

El equipo de espectáculos del programa Venga la alegría organizó un debate sobre el tema del abuso sexual, que más bien parecía un juicio. Las especulaciones se encausaron por las fotografías de “la mano traviesa” de Vicente, calificando el hecho de poner su mano en el seno de una fan como una acción intencional.

Él ya ofreció una disculpa sobre este caso sucedido hace dos años. Por su fama, ahora surge una señora que lo acusa de violación, y tres más que suman sus quejas. Lo mismo le sucedió a Plácido Domingo, y ahí sí perjudicaron al tenor, porque a raíz de la publicidad que se le dio a varias mujeres que lo acusaron de toqueteo, perdió giras de trabajo. En el caso de Vicente, ha suspendido presentaciones desde hace tres años, pero sigue grabando y sus canciones siguen vendiendo.

Vicente Fernández

RECOMENDACIÓN DE LUJO

Les voy a recomendar en Netflix la serie The Blacklist, del género policiaco, con los actores James Spader, en el papel de Raymond Reddington, y Megan Boone, hermosa, en el personaje de Elizabeth Keen. Él interpreta a un exagente fugitivo del Gobierno de los Estados Unidos involucrado en la venta de información secreta de toda índole. Él mismo se entrega al FBI y promete revelar lista de terroristas a cambio de hablar exclusivamente con la recién graduada agente Keen y trabajar con ella en los casos de seguridad nacional. La pregunta es… ¿por qué su interés en Elizabeth Keen? Es aquí donde empieza el misterio. ¿Por qué se entrega un criminal de ese nivel, que vive como un sibarita, con todos los lujos, al grado de tener su propio avión? ¿Qué tiene de especial la joven agente Elizabeth Keen? Es tan exitosa en rating, que ya la extendieron a nueve temporadas.

¡LILIANA ARRIAGA EN APUROS!

Se le acabó el chupe a La Chupitos, o fue a jurar a la Villa, con sana distancia, desde luego. Ya se le perdió el personaje como jurado en el programa Todos quieren fama. Lo único que conserva es el maquillaje y la ropa del teporocha, pero a La Chupitos la extravió. ¡Urge que la encuentre!

¡SUSCRÍBETE A TVYNOVELAS Y TODAS TUS REVISTAS FAVORITAS!

Te podría interesar:

En esta nota

  • Opinión

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Ranking

Más de Noticias