Platanito
Famosos

"Juré que no iba a despertar": Platanito agradece a Dios después de estar al borde de la muerte

Platanito agradece a Dios por la nueva oportunidad de vivir después de estar al borde de la muerte

Por Otto Rojas

- 23/11/2021 10:04

La pandemia golpeó fuertemente a Platanito, a punto de borrarle su sonrisa. El comediante fue hospitalizado por COVID-19 y una miocarditis en el corazón provocada por el contagio que casi lo lleva a la muerte; pensó que moriría y hasta se despidió de su esposa. Pero afortunadamente se recuperó, y tras vivir una crisis económica que lo obligó a vender varios de sus bienes, el payaso se declara listo y renovado para reencontrarse con su público con su nuevo show.

¿Cuánta emoción sientes por estar de nuevo en un escenario? Muy emocionado de volver a los escenarios con un show presencial, de volver a ver al público, de escuchar sus risas, sentir sus aplausos y, sobre todo, después de esta pandemia y estar al borde de la muerte, retomar mi trabajo, que es lo que amo, y lo que hago desde niño; para mí es una gran bendición, una gran oportunidad nuevamente y una emoción impresionante.

¿Ese tiempo en el que no estuviste ante un público para qué te sirvió? Para muchas cosas. Para reinventarme, aprender a hacer muchas cosas, para retomar muchas actividades que tenía abandonadas, para estar cerca de mi familia y pensar en miles de cosas que no había tenido tiempo antes de hacerlo.

Dices que te reinventas… ¿Quién es Platanito ahora? Platanito y Sergio, ambos se reinventaron. Retomé mi carrera como DJ; la música ha sido para mí un escape impresionante, un relajante. Me está yendo muy bien con la música y estoy formando un proyecto nuevo que se llama Platanito DJ, que está funcionando mucho. Soy una persona que no puede estar quieta y que trata de hacer cosas diferentes; retomar la música, que también es algo que me apasiona, es muy padre.

Te declaras inquieto, ¿fue muy difícil estar en encierro? La pandemia casi nos vuelve locos a todos con el encierro; estar acostumbrado a ser libre, y de repente tener que encerrarse tantos días por la pandemia es algo a lo que no estábamos preparados. Ahora que se abre esta lucecita en un túnel tan oscuro es una gran alegría y una emoción impresionante.

¿La interrupción de la gira te afectó económicamente? Claro, porque es a lo que me dedico, a mis shows; yo soy una persona que no vive de otra cosa. Afortunadamente, soy una persona que ha trabajado toda la vida y tenía mis ahorros, algunos bienes; fui vendiendo lo que pude.

¿Tuviste que vender mucho? La verdad es que sí, y no me da vergüenza, al contrario, me da mucho orgullo decir que ahorré, y puedo enviar un mensaje al público de la importancia del ahorro, de siempre tener un guardadito para cuando lo necesites. No lo digo con vergüenza, porque lo hice para salir adelante, y aquí sigo.

Tu show es sin censura, ¿cómo vas a lidiar con la llamada generación de cristal? Le digo de una vez a esa generación de cristal que ni siquiera vayan a ver el show. No están invitados, no es para ellos, no es para gente sensible, va dirigido a personas de mente muy abierta que quieren divertirse, disfrutar de la vida, que no quieren amargarse, causar polémica y que simplemente buscan reírse.

¿Te has ganado muchos enemigos por esto? Yo creo que sí. Un comediante ahora tiene más enemigos que un delincuente, un asesino o un violador; a veces los ven hasta como ídolos, y los comediantes, que sólo buscamos que la gente se ría, nos hacemos de enemigos.

¿Te afecta esto? No, para nada.

¿Te has sentido alguna vez censurado o te has autocensurado? Sí, muchas veces he incurrido en la autocensura. Hay cosas que pienso y no digo, comentarios u opiniones que prefiero mejor callar.

¿Por miedo? No, simplemente por respeto. Estuviste al borde de la muerte, ¿cómo fueron esos momentos de introspección? ¡Rarísimos! Tuve mucho miedo, pensé que iba a morir, me despedí de mi esposa y juré que no iba a despertar, incluso hasta dejé mi testamento, que ya tenía hecho antes de la pandemia. En la noche crítica que viví creí que no viviría más. Ya no podía respirar, sentía mucho cansancio, mi corazón ya no funcionaba por una miocarditis que me generó el COVID-19. Todo me cansaba, hasta mover un dedo, mi corazón ya no funcionaba. Llevaba dos días en el hospital de que mi corazón se inflamó, y si no se hubiese desinflamado, habría muerto.

¿Qué le dijiste a tu esposa cuando te despediste? Lo único que recuerdo es que ella me agarró la mano y me dormí. Cuando desperté fue todo rarísimo, porque sentía que estaba en un sueño, me di cuenta de que mi respiración era un poco normal y que podía tomar el aire. La libré.

¿La vida te dio otra oportunidad? Sí, hierba mala nunca muere. Estoy muy agradecido con Dios y la vida de no haber muerto; amo vivir, sentía muy feo pensar que iba a morir, decía que todavía no era el momento.

¿Cómo te sientes actualmente? Bien. No sufro del corazón, sólo fue una inflamación del miocardio, pero ya no tengo secuela alguna. Estoy al cien por ciento.

Cuando no eres Platanito, ¿eres igual de risueño? No, Sergio es muy diferente. Es muy raro que esté haciendo bromas, soy muy serio, es otra personalidad totalmente distinta.

¿Cómo te va como DJ? Bien, retomé la música después de 30 años, y hasta me certifiqué como DJ profesional, eso fue lo que me salvó económicamente en la pandemia, porque tocaba y hacía shows de Platanito DJ, aunque hay gente que me critica y dice que yo no puedo ser DJ.

¡SUSCRÍBETE A TVYNOVELAS!

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Ranking

Más de Famosos