En la intimidad con el Cristo de Iztapalapa: Cumple su sueño en la representación de la pasión
Viral

En la intimidad con el Cristo de Iztapalapa: Cumple su sueño en la representación de la pasión

Axel González es originario del Barrio de Santa Bárbara, y fue seleccionado de entre cinco aspirantes.

Por Grisel Vaca

- 12/04/2022 11:13

Una vez que Axel González se pone la túnica y el manto, entra por completo en el personaje de Jesús de Nazaret. A sus 22 años, el joven cargará la cruz y será crucificado este 15 de abril en la representación 179 de la Pasión de Cristo en Iztapalapa. “Me transformo y es una sensación muy bonita”, nos dijo mientras lo caracterizaban para interpretar el papel de su vida. “Para mí, esta representación significa muchísimo; como iztapalapense, vivir esta tradición es muy bonito; yo lo hago con mucho amor, es como un sueño”, expresó.

¿Qué requisitos cubriste para encarnar a Cristo en Iztapalapa? La convocatoria y los requisitos son muy precisos; entre ellos, edad mínima de 18 años, estatura de 1.75 metros, ser oriundo de uno de los ocho barrios de Iztapalapa, tener la primera comunión, gozar de buena salud y estado físico, no tener vicios, tatuajes ni perforaciones, además de solventar tus gastos, porque esta representación implica un gran esfuerzo económico.

¿En qué sentido? Es como una mayordomía (responsabilidad de administrar o atender las asignaciones de un llamamiento; es decir, cuidar de todo aquello con lo que Dios nos ha bendecido), porque aparte del gasto que se hace en el vestuario, algunos días se ofrecen comidas en agradecimiento, por ejemplo, cuando bajamos la cruz del cerro, el Viernes Santo, el Sábado de Gloria…

¿Cómo surge tu inquietud de personificar a Cristo? Desde niño me gustaba ver esta hermosa tradición; el hecho de que Iztapalapa se llene de color y fe, que la gente adorne sus calles y entre los vecinos se pongan de acuerdo para iluminarlas de morado y blanco es algo muy bonito, una gran fiesta solemne en esta alcaldía. Recuerdo que me gustaba mucho ver pasar a los personajes, me emocionaba y decía: “Cuando sea grande voy a interpretar a Jesús”, y este año, bendito Dios me concedió la bendición.

¿Tu familia es de mucha fe? Sí, somos católicos y muy creyentes. Mi abuela Juanita me llevaba año con año a ver la representación; en ediciones anteriores, mi abuelo dio vida a Poncio Pilato y mi papá representó a un apóstol. Sin duda, este año marcó mi vida desde que quedé electo.

¿Cómo fue la selección? ¿Con cuántos muchachos competiste por este personaje? Con cinco aspirantes más, pero nos llevamos bien, no nos vimos como rivales, sino como que estábamos compartiendo algo muy bonito. El proceso de selección en la casa de los ensayos fue muy emocionante, porque teníamos enfrente a todos los integrantes del comité organizador. Recuerdo que sentí sus miradas… y tienes que comportarte a la altura.

¿Qué sentiste cuando te eligieron? Cuando se dio la votación final y resulté ganador, de momento no me cayó el veinte, pero después sentí muy bonito; no imaginaba la magnitud de lo que estaba viviendo. Ahora que recuerdo ese momento, se me enchina la piel. Para mí, esta representación significa muchísimo; como iztapalapense, vivir esta hermosa tradición es muy bonito y lo hago con mucho amor, es como un sueño.

¿Cómo te has preparado? Ha sido un proceso físico, mental y espiritual, pero lo he disfrutado bastante. Acudo a misa todos los domingos a las 8 de la mañana, y después nos organizan un desayuno a todos mis compañeros de la representación. El padre nos brinda una convivencia y hace dinámicas; nos han dado pláticas y vamos a tener un retiro que nos va a ayudar a empaparnos más de nuestros personajes. Físicamente, inicié el entrenamiento el 10 de enero, un día después de la selección.

¿En qué ha consistido tu entrenamiento? Subo al Cerro de la Estrella; los lunes, miércoles y viernes hacemos un arrastre de cruz de, aproximadamente, un kilómetro. Los martes y jueves subimos hasta la punta del cerro corriendo, aparte voy al gimnasio todos los días muy tempranito. 

¿Cuánto pesa la cruz? Entre 70 y 80 kilos; está hecha de troncos del mismo cerro.

Ha sido un proceso muy pesado, sin duda… Sí, pero no lo veo como un sacrifico, sino como una bendición; cuando el cuerpo ya no te da para más, sacas fuerzas no sé de dónde.

Ya faltan sólo unos días, ¿estás nervioso? No, realmente me siento muy tranquilo, sereno… Estoy tomando esta experiencia con mucha paz, fe y devoción. En los ensayos procuro estar concentrado el mayor tiempo posible, porque sí se necesita de mucha cordura para este papel.

LA CARACTERIZACIÓN

Está a cargo de José Trinidad Guzmán, quien lleva 22 años colaborando en la representación de Iztapala: “He vestido 20 Cristos”. El vestuarista no sólo trabaja en el diseño de imagen de Cristo —quien ocupa cinco vestuarios—, también de los personajes principales.

José Trinidad se llevó dos horas caracterizando a Axel: “Se pone la barba, hay que dar tiempo para que sude y luego hay que limpiar; después colocamos el bigote y la peluca”.

En esta nota

  • Cristo de Iztapalapa
  • tvynovelas
  • famosos
  • Iztapalapa
  • Axel González

Recibe todas las noticias en tu e-mail

En TVyNovelas encontrarás toda la información del espectáculo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más especiales

Sigue leyendo

Ranking

Más de Viral