Desarrollan fármaco que detiene el crecimiento del cáncer ¡para siempre!

Desarrollan fármaco que detiene el crecimiento del cáncer ¡para siempre!

Desarrollan fármaco que detiene el crecimiento del cáncer ¡para siempre!

PEXELS

Sus creadores afirman que con este tratamiento las células cancerosas “se van a dormir”

07 de Agosto del 2018. Por TVyNovelas

De las últimas cifras que se tienen sobre el cáncer, la segunda causa de muerte en el mundo, se cree que este padecimiento costó la vida de 8,8 millones de personas tan solo en 2015.

Es por ello que tras casi una década de investigación, científicos australianos han desarrollado un medicamento que “duerme” las células cancerígenas, impidiendo su crecimiento y propagación sin dañar el ADN del resto del paciente. Los resultados fueron publicados recientemente en la revista científica Nature.  

Este tipo de fármaco, según sus creadores, paraliza las células responsables de los tumores de manera definitiva, pero no los elimina ni revierte el crecimiento que ya se dio.

Tras realizar una serie de pruebas, se encontró que dicho avance científico tiene el potencial para detener el progreso del cáncer, con mejores resultados en la sangre y el hígado, así como contribuir a retrasar la recaída de la enfermedad.

De acuerdo a sus creadores, el medicamento actúa sobre las proteínas KAT6A y KAT6B, que son las principales responsables del desarrollo de dicha enfermedad en los seres humanos. Tras comprobar la inhibición de las proteínas, se descubrió que cortaba el avance de dichos tumores. 

El término técnico para lo que han logrado estos expertos es: senescencia celular, pues las células no están muertas, pero ya no pueden dividirse y proliferar. Sin esta capacidad, las células cancerosas se detienen en seco. 

La investigación fue dirigida por Tim Thomas y Anne Voss, del Instituto de Desarrollo Médico Walter and Eliza Hall, así como del profesor Jonathan Baell del Instituto de Ciencias Farmacéuticas Monash y el doctor Brendon Mohana de Cancer Therapeutics CRC, quienes apuntan que “todavía hay mucho trabajo por hacer para llegar a un punto donde esta clase de fármacos podría ser investigada en pacientes con cáncer”, sin embargo es un gran avance para la medicina moderna. 

 

TEXTO: ODETH FIGUEROA