Continúa la dinastía de Joan Sebastian

Continúa la dinastía de Joan Sebastian

Continúa la dinastía de Joan Sebastian

ARCHIVO

¡EN EXCLUSIVA! Julián Figueroa y su esposa Imelda Garza nos presentan a su hijo

08 de Marzo del 2018. Por TVyNOVELAS

El 2 de mayo de 2017, Julián Figueroa e Imelda Garza Tuñón se convirtieron en papás de José Julián, su primogénito, y único nieto de Maribel Guardia y Joan Sebastian (q.e.p.d.). Desde entonces, la joven pareja mantuvo alejado a su pequeño de los reflectores a fin de disfrutar al máximo de esta nueva etapa en familia, pero ahora que el bebé fue bautizado, el 17 de febrero pasado, y que en dos meses cumplirá su primer año de vida, decidieron presentarlo oficialmente a su público a través de las páginas de TVyNovelas. Conversamos con ellos.

“¡ES MARAVILLOSA
LA VIDA EN FAMILIA!”

¿Cómo han vivido la experiencia de ser padres?

JULIÁN: Definitivamente ha sido la etapa más bonita de mi vida, me siento pleno. José Julián e Imelda han traído muchísima luz a mi existencia, son las dos personas que quiero que estén orgullosas de mí, por eso lucho todos los días para convertirme en un mejor hombre y que cuando me miren me amen tanto como yo a ellos.

¿Se les ha complicado esta etapa por ser tan jóvenes?

IMELDA: Algunas cosas, vamos aprendiendo. Al principio fue muy fácil porque tuvimos la bendición de que nuestro bebé es súper tranquilo, pero va creciendo y las cosas van cambiando... Cuando te conviertes en papá o mamá ya no duermes de corrido porque el bebé te levanta. Además, como ya le están saliendo sus dientecitos, anda molesto y a veces llora por las noches.

Julián, ¿cómo vas con el asunto de cambiar pañales?

Para ser honesto, sólo ayudo a Imelda. Soy el que le agarra las piernitas y se encarga de que el bebé no se ensucie mientras lo está cambiando. Su mamá es la que hace la mayor parte de ese trabajo.

José Julián ya tiene 10 meses, ¿les ha dado algún susto en este tiempo?


J: Sí, una vez se nos iba a caer y afortunadamente lo alcancé a agarrar, pero sólo fue un susto, gracias a Dios.

I: Lo que pasa es que las cosas suceden cuando menos
te imaginas, y aunque cuides mucho a tu bebé, en segundos se dan los accidentes. Pero somos muy cuidadosos.

¿De qué forma se organizan para verse y convivir como familia siendo que el trabajo exige a Julián viajar y cumplir con diversos compromisos?


J: Realmente, cuando no estoy por el trabajo es sólo los fines de semana y los extraño muchísimo. Pero los demás días vivimos juntitos los tres y nos la pasamos muy bien, vemos series, jugamos, nos divertimos... ¡Es maravillosa la vida en familia!

Imelda, ¿ya te acostumbraste a ser esposa de una figura pública? Realmente no se me ha hecho complicado; vivimos tranquilos y creo que eso se debe a que Julián ha logrado separar muy bien el trabajo de su vida personal y así nos ha funcionado.

¿Cómo te llevas con tu suegra?

¡Súper! Es muy cariñosa y además está vuelta loca con el bebé; incluso, cuando estamos en México y queremos ir al cine, por ejemplo, ella lo cuida y no se cansa de jugar con él. Es muy linda, la verdad.

“DONDE QUIERA QUE MI PAPÁ ESTÉ, SÉ QUE ESTÁ VIENDO Y PROTEGIENDO A MI HIJO”

Imaginamos que, como buena abuela, Maribel también les ha dado consejos para cuidar a su hijo...

J: Sí, muchísimos. ¡Imagínense! Tanto

mi mamá como mi suegra ya criaron un hijo y nos han dado infinidad de tips al respecto, pero cada niño es diferente y el instinto paternal es
lo que finalmente te va guiando en cómo criar y cuidar a tu hijo. La naturaleza es muy sabia, y creo que por eso sentimos este amor tan profundo por nuestro hijo y la necesidad de protegerlo.

Por cierto, hace unas semanas lo bautizaron, y por lo que vimos fue un evento íntimo y muy familiar...

J: Así lo decidimos, y la verdad, disfrutamos mucho ese momento. Lo que pasa es que a mí de chiquito me tocó una vida muy acelerada, ajetreada por los medios, y no quiero que mi bebé esté todo el tiempo en el ojo del huracán. Mi adolescencia, por ejemplo, fue algo que me afectó muchísimo y no quiero que le pase lo mismo. Si él en algún momento decide ser cantante o actor, será su decisión y yo lo voy a apoyar con todo el amor.

 

¿Quiénes fueron
sus padrinos?


J: Mi primo y mejor amigo, Marcos Figueroa, y Pamela Leyva, la mejor amiga
de
Imelda. Creo que es importante que los padrinos, más allá de que sean famosos o adinerados, deben ser personas que le darán mucho cariño y enseñanzas a
tu hijo, porque el trabajo del padrino es orientar a
su ahijado por un buen camino, enseñarlo a ser buena persona. Claro, no sustituyen a los padres, pero sí los complementan.

Ya viene su primer año, ¿cómo piensan festejarlo?

J: Queremos hacerle una fiestecita, pero todavía estamos planeando, aunque ya falta poco. Su cumple es el 2 de mayo, el mismo día que el mío, imagínense qué felicidad.

¿Han pensado encargar otro bebé?


J: Sí, queremos otro hijo, pero más adelante, todo a su tiempo... Primero quería tener tres, y ahora creo que dos estaría bien.

Lo único que faltó para que todo fuera perfecto es que Joan Sebastian hubiera conocido a su nieto...


J: Sí, eso me hubiera encantado, pero donde quiera que esté mi padre sé que lo está viendo y protegiendo.