Said, lo urbano no quita lo caballero

Said, lo urbano no quita lo caballero

Said, lo urbano no quita lo caballero

Misterioso, celoso de su intimidad, vegetariano y amante de la meditación, Said está en la portada de TVyNovelas USA de Noviembre

03 de Noviembre del 2017. Por Renata González

Para algunos, que su nacionalidad sea mexicana podría ser un obstáculo al incursionar en el género urbano, dominado, sobre todo, por puertorriqueños y colombianos. Pero para Said, 'El Caballero Urbano', ha sido la oportunidad de oro para demostrar que la música no tiene nacionalidades y hasta este tipo de temas se pueden condimentar con uno que otro toque azteca.

¿Cuál es tu nombre verdadero? 

Said King. 'El Caballero Urbano' es un sobrenombre que me pusieron en Puerto Rico, cuando viví ahí dos años. Fue por la forma en que hago mi música. Me decían: “Es que escribes como un caballerito”, y pues sí, hay que hablarle con respeto a las mujeres. 

¿Desde niño te gustó la música? 

Siempre me ha gustado el arte. A los 10 años, estudié un poco en el Conservatorio (Nacional de Música de México) e iba a cursar la carrera de concertista, pero ésta dura 10 años y me pareció mucho. Cuando terminé la preparatoria, a los 14, viví en Chicago y ahí empecé a aprender sobre la música urbana. Regresé a México y en 2014 me fui a Puerto Rico dos años a estudiar y conocer verdaderamente el reggaetón.

Entonces, tus padres supieron desde siempre que lo tuyo era la música…

Sí, sobre todo el arte, porque me gusta escribir y por eso hago mis canciones. En 2014 publiqué un libro y ahora terminé un cortometraje que llevaremos a festivales. Me gustan la literatura, la danza, el cine, el teatro y, por supuesto, la música, que me enfoqué mucho más en la urbana, porque la aprendí en las calles de Estados Unidos y Puerto Rico; refleja lo que vivimos en el día a día y ahora es el sonido de la nueva generación. 

¿Por qué te fuiste a vivir a Chicago? 

Para estudiar música e inglés. No tenía dinero y me metí a trabajar. Lavaba trastes en un restaurante de sándwiches. No cocinaba, porque no entendían muy bien mi inglés. Ahorré dinero para estudiar música y empecé a hacer, en ese entonces, hip hop.

LEE LA ENTREVISTA COMPLETA EN NUESTRA REVISTA DE NOVIEMBRE.

EN EXCLUSIVA