<![CDATA[Jomari Goyso: del campo a la TV]]> <![CDATA[Jomari Goyso: del campo a la TV]]> tvynovelas_us_en-exclusiva_17_10_25_jomari-goyso-paso-campo-television Todos Jomary Goyso el copresentador español del programa Mira Quién Baila, transmitido por Univisión, nos cuenta a detalle su interesante y difícil camino para convertirse en uno de los rostros más populares de la pantalla chica en Estados Unidos.

¿Cómo nace la idea de querer estar en televisión? 

Sorprendentemente, nunca quise trabajar en televisión. Comencé a hacer peluquería, porque era la única cosa de las que me gustaban que mi padre me permitía hacer. Primero estudié fontanería y fui plomero, porque mi familia tenía un negocio de eso. Luego aprendí peluquería y ahí empezó un poco mi amor por la belleza. Me inicié a los 14 años y al paso del tiempo hice varias cosas, hasta que en vez de trabajar en un salón estuve en una compañía muy grande en fashion shows. Después vinieron las celebridades y llegué a Estados Unidos a los 21 años. 

¿Qué recuerdos tienes de tu núcleo familiar? 

Soy originario de un pueblito de 600 habitantes. Mi familia se dedica a la agricultura y ganadería. Somos muy unidos. Siempre veía a mis abuelos y tíos. Solamente tengo una hermana y una prima,  y los tres siempre fuimos criados como hermanos, porque sus padres y los míos tienen negocios juntos. Soy el más pequeño, el único varón que nació en una familia de agricultores.

¿Cómo un chico del campo termina en el mundo de las celebridades?

Siento que tengo mucha influencia de mi abuela y soy un reflejo de su persona. Ella fue una mujer con mucho estilo, porque siendo de campo era muy presumida, pero de gran corazón. Hasta el ladrón del pueblo comía en su casa; tengo claro que mi abuela sabía que no le iban a robar. Tenía una cocina con una ventana que daba a la calle y por ahí les daba bocadillos y cerveza. Esa era mi abuela. 


¿Cómo fuiste en la escuela?

Nunca tuve amigos en el colegio. Jamás fui el niño popular, más bien todo lo opuesto; era al que le hacían bullying. Tenía que pensar cómo iba a salir antes de clases o irme al baño una hora antes, porque siempre había alguien que me quería pegar. Fue una etapa muy difícil.

 ¿Te llegaron a golpear?

Sí, a veces, aunque siempre me las ingeniaba para salir corriendo. Mi papá me decía: “¡Pégales!”, pero no me salía.

¿Cómo era tu interacción con los niños, en general?

Tuve grupos pequeños de amistades en mi pueblo. Me acuerdo que éramos 10 y de ellos dos siguen siendo amigos míos, especiales, porque entendieron que no estaba destinado a ser un granjero en mi propia tierra.

 ¿Fuiste un chico noviero?

Jamás lo he sido, jamás he tenido pareja.

¿Nunca has estado con alguien?

No. Así como pareja, no.

¿A qué se debe eso?

No lo sé. La gente se asusta mucho cuando entiendes el amor de manera diferente. Nunca he sido esa persona. No soy de esos que se han enamorado de alguien y han querido dejar la vida. Siempre me he buscado a mí. A los 17 años comencé la historia de amor más grande de mi existencia, que es amarme a mí. He sido un poco egoísta en ese sentido. 

]]>