Carolina Miranda reveló los sacrificios que hizo ¡para sacar a su familia adelante!

Publicado el día 25 de Octubre del 2017, Por Alonso Collantes

La protagonista de la serie Señora Acero nos hace un recuento de los sacrificios que tuvo que enfrentar desde muy pequeña para sacar adelante a su familia y triunfar en su carrera

Los actores tienen la capacidad histriónica para entretenernos dándoles vida a personajes fascinantes. Sin embargo, en muchos casos sus propias historias de vida nos deslumbran más que la ficción y son dignas de un guión de película. La bella Carolina Miranda nos relata cómo desde pequeña tuvo que renunciar a su niñez para convertirse en el pilar de su círculo familiar.

¿Cómo te inicias en el mundo de la actuación?

De chiquita siempre me habían ofrecido estar en la actuación por medio de cursos, escuelas, becas; sin embargo, no pensaba hacer todas esas cosas, porque creía que no era lo mío. Después me enamoré del arte, más que de la actuación, la prensa o la fama. Lo que más me gusta es actuar y meterme en la piel de alguien que no sea la mía.

¿Cómo fuiste de pequeña?

Mi infancia realmente fue muy bonita. Mi familia es muy unida, mis papás llevan 30 años de casados. Me tocó llevarlos de nuevo al altar; se volvieron a casar y los llevé de la mano. Tengo un hermano que es un año mayor que yo y no tiene absolutamente nada que ver con el arte. Él es más empresario. 

¿Eras una pequeña bien portada?

Siempre fui una niña hiperactiva, muy loca. Me le perdía a mi mamá y cuando pasaba eso me iba a los aparadores y ella me buscaba entre la gente. De pronto veía a 50 personas mirando una vitrina y era yo que estaba jugando a ser un maniquí. Fui bastante traviesa. Mi hermano es súper tranquilo, se parece a mi mamá, y yo le salí una güerita de ojos azules a quien no la paraba nadie. Era la que le hacía maldades a mi hermano.