Amanda Miguel estrena show ¡sin ataduras!

Amanda Miguel estrena show ¡sin ataduras!

Amanda Miguel estrena show ¡sin ataduras!

Cortesía

Amanda Miguel vuelve al Auditorio Nacional en un show libre de Diego Verdaguer

23 de Agosto del 2018. Por Gabriela de los Santos

Amanda Miguel y Diego Verdaguer llevan 42 años siendo inseparables . La cantante y su esposo han compartido durante décadas el escenario, pero esta vez quiso volver a esos inicios en los que el piano y ella eran uno mismo. Es por eso que el próximo 12 de septiembre tiene preparado su show Solita y sin ataduras en el Auditorio Nacional, donde estará acompañada de una gran orquesta que sacará ese temperamento que la hace única a la hora de cantar. En su familia se respira música, y aunque sólo son tres, basta para hacer un gran equipo, pues será su hija la encargada de convertirse en su mano derecha para hacer la producción de esta gran velada.

¿Cómo va la espera de tu regreso al Auditorio?

Me tiene bien emocionada, este show va a ser bastante diferente. Para empezar, está producido por Ana Victoria, además de cantante ahora está en su faceta de productora; generalmente trabajo con mi marido, pero esta vez lo haré sola, voy a tener la oportunidad de desarrollarme un poco más en el escenario.

¿Qué tienes preparado para tu público?

Siempre estoy con el tiempo encima, y esta ocasión me permitirá presentar canciones que nunca canto. Habrá violines, chelos, bombo, todo orquestado y yo en el piano; voy a darme ese lujo. No es lo mismo ir con una banda, a que de repente todo se transforme con las canciones. Gracias a Dios mi hija se está encargando de todos los detalles y eso me tiene muy feliz.

¿Vuelve la melancolía de los inicios de tu carrera?

Claro, y a la gente también, pero como siempre nos piden juntos, Amanda y Diego, no me daba la oportunidad de presentar un show como éste. Estamos bien emocionadas, queremos que tenga mucha variedad, una Amanda temperamental, melódica y musical.

¿Cómo ha sido trabajar juntas?

Ella seleccionó las canciones y me las mostró, tiene un gran feeling de cómo la gente las siente y cuáles no pueden quedar fuera del repertorio. Me dice: “Mami, pero esta canción es divina, seguro
la gente la quiere escuchar”, y solo hay dos o tres temas que pedí incluirlos, y para mí todo esto es maravilloso porque nadie me conoce mejor que mi hija.

¿En algún momento de tu vida soñaste con tener una hija que se convirtiera en tu mano derecha?

No, siempre le pedí a Dios que fuera una nena que tuviera que ver con la música, pero así de ponerse de productora y creativa no la tenía contemplada en el universo. Ahora que la veo y siento cómo se desarrolla, une las canciones, selecciona imágenes, luces... me encanta. Me siento muy protegida por ella.

¿Cómo te sientes de verla como cantante y productora?

No podría tener mejor persona como mano derecha. Me mira y sabe todo lo que siento, y me pasa igual con ella, nos complementamos muy bonito.

¿Cuál es el papel de Diego?

Él solo opina de vez en cuando, no tiene mucho; excepto que nosotros le consultemos, nos da su punto de vista.

¿Ya estás lista para festejar 40 años de trayectoria?

Sí, siento que me dediqué como quería, y esos resulta- dos están vivos. Me siento orgullosa porque sé que hice lo mejor de mí y lo voy a seguir haciendo. Voy a dejar mi vida en el escenario; cuando subo me olvido de quién soy y disfruto. La música es lo que más me encanta y te lleva a un lugar de éxtasis; cuando todo sale bien en el escenario, se convierte en un amor perfecto.

¿Cómo se siente tener una familia con la música en la sangre?

La familia es lo más importante, la mía es chiquita pero unida, y es lo más lindo que tengo.

¿Qué sientes al ver que tu público sigue correspondiéndote igual con el paso de los años?

Me hacen sentir protegida; puedo decir que me aman, quieren mis canciones, siguen mi carrera y eso me llena de ganas de seguir para ellos.