Así se despidió Luis Miguel de su padre agonizante, Luisito Rey

Así se despidió Luis Miguel de su padre agonizante, Luisito Rey

Así se despidió Luis Miguel de su padre agonizante, Luisito Rey

Especial

En sus últimos momentos de vida, Luis Rey estuvo acompañado por Luis Miguel, su primogénito a quien tanto explotó

10 de Junio del 2018. Por TVyNovelas

A pesar de lo mucho que Luis Rey lucró con la brillante carrera artística de su hijo Luis Miguel, explotándolo desde muy temprana edad, ‘El Sol’ supo dejar de lado todo eso y acompañó a su padre cuando este agonizaba en una cama de hospital en España.     

Era el año de 1992 y el éxito de Luismi era arrollador; sus compromisos artísticos los llevaron a Buenos Aires, Argentina, donde daría una serie de conciertos en el Luna Park.

 

Era el año de 1992 y el éxito de Luismi era arrollador; sus compromisos artísticos los llevaron a Buenos Aires, Argentina, donde daría una serie de conciertos en el Luna Park.

El cantante ya estaba enterado de que el estado de salud de su padre era malo, sin embargo consideraba que se exageraba la situación. Pero estando en tierras argentinas fue que se cercioró que en verdad el estado de Luisito Rey era grave y que probablemente moriría en poco tiempo.

Fue entonces que Luis Miguel hizo a un lado todas las diferencias con el hombre que había abusado de confianza y decidió ir a verlo. A pesar de sus compromisos de trabajo en Buenos Aires, voló en un jet privado a Barcelona para estar junto a su padre.

No fue fácil para Luis Miguel, tras cinco años de estar separados, encontrar a su progenitor en soledad, agonizando y postrado en la cama de un hospital público de las afueras de Barcelona, según publica el portal de noticias Infobae.

"Le tocó las manos. Lo miró fijo. Le acomodó el pelo. Le dio un beso en la frente. Y estalló: '¿Qué pasó, papá, qué pasó?', preguntaba. Como respuesta, el silencio", publicó en una crónica la revista Gente y agregaba:

"Estaban padre e hijo solos por primera vez en mucho tiempo. Pero esa soledad resultó inútil. Ya nada podía decirle. Su padre ya nada podía escuchar. Las disculpas no habían llegado a tiempo. El rostro de Luis Miguel se llenó de lágrimas, sólo pudo gritar: '¡No puede ser, no puede ser'", se podía leer en la edición de la revista de diciembre de 1992.

El fotógrafo argentino Gabriel Piko, consultado por Infobae, fue uno de los pocos testigos de la llegada de Luis Miguel a donde se encontraba Luis Rey:

"Cuando él sale de verlo en el hospital, sale quebrado. Estaba completamente dado vuelta. Estaba fuera de sí, fuera de la realidad, era un ente. Incluso me ve ahí y me abraza, llorando. Me dice: '¿Cómo no me llamaron antes, cómo no me avisaron que mi papá estaba en un hospital? Les hubiera mandado plata para que lo llevaran a la mejor clínica'", aseguró Piko sobre su encuentro con Luis Miguel y precisó:

"Como me encontró ahí y era de las pocas personas que estaba, en su tristeza pensó que yo era un amigo del padre", dijo en entrevista para infobae.

Según señalaron algunas publicaciones de la época, ‘El Sol’ pidió que los mejores médicos de España atendieran a su padre, pero ya era demasiado tarde, en pocas horas Luisito Rey dejaría de existir.

A día siguiente, Luismi y su hermano Alejandro asistieron a la cremación de los restos de su padre y a una misa en el cementerio de Collserola, Barcelona.

No obstante su corta edad (Luis Miguel tenía 22 años) y la carga emocional por la muerte de su padre, el cantante regresó de inmediato a Argentina para cumplir con sus compromisos laborales.

De acuerdo con la revista Gente, poco antes de retornar a Sudamérica, Luismi recibió de manos de su tío Mario Gallego un papel en el que Luisito Rey escribió su última canción: ‘Cuando me vaya’. La idea era que ‘El Sol’ la interpretara como homenaje póstumo para su padre… sin embargo, es la fecha que esa letra no ha sonado en la voz de Luis Miguel .  

 

TEXTO: VÍCTOR SANDOVAL