María Rubio murió como las grandes

María Rubio murió como las grandes

María Rubio murió como las grandes

Archivo

La actriz María Rubio murió a la edad de 83 años de un infarto en su casa de la Ciudad de México

01 de Marzo del 2018. Por Liliana Lejarazu

La primera actriz María Rubio falleció este jueves 1 de marzo pasadas las ocho de la mañana de un infarto en su casa al sur de la Ciudad de México, así lo informó su gran amiga, la actriz Patricia Reyes Spíndola.

A su llegada a la agencia funeraria de Félix Cuevas Spíndola habló con los representantes de los medios de comunicación y dijo que ella fungiría como la vocera de la familia de Rubio, pues esta prefería no hablar.

"Fui la segunda persona a la que llamó su nieto porque él sabía la cercanía que teníamos, de hecho hoy iba a comer a su casa, venía a despedir a Rogelio (Guerra) porque yo no vine ayer, mi plan era pasar y darle un abrazo a la familia de Rogelio y de aquí irme a comer con María", dijo Reyes Spíndola.

Sobre el deceso de su amiga, quien partió con 83 años de vida comentó:

"Se fue en paz, estaba sentadita en su sillón, le dio un infarto, le estaban subiendo su desayuno, todavía anoche cenó, comió chiles rellenos, se fue como las grandes".

La única enfermedad que padecía Rubio, agregó Reyes Spíndola, era EPOC, pero aún así hasta el final de su vida fumó.

"Confieso que a veces se quitaba el oxígeno y me decía: traes cigarros y le contestaba: María me van a prohibir venir a tu casa si saco un cigarro y me decía: no; entonces yo sacaba el cigarro y fumábamos en una ventana", recordó la actriz.

Algo que sí la afecto fue la muerte de su hijo Claudio en noviembre pasado, quien perdió la vida en un accidente automovilístico.

"La última vez que comí con ella hace 15 días lo único que pedía era irse con Claudio, era una mujer muy creyente y católica, y todo el decía: Dios ya, deja a Claudio que venga por mí", contó Reyes Spíndola.

Los restos de la famosa actriz que interpretó a Catalina Creel en Cuna de lobos serán velados en la capilla cuatro de la funeraria de Félix Cuevas, donde se espera se realice una misa y mañana al mediodía sus restos serán cremados.

La urna con sus cenizas descansará en un nicho de una iglesia al sur de la Ciudad de México.