Famosos meten las manos al fuego por Eduardo Yáñez

Famosos meten las manos al fuego por Eduardo Yáñez

Famosos meten las manos al fuego por Eduardo Yáñez

José Luis Ramos, Getty Images, Web

Parte del elenco de la serie Falsa identidad defiende a su compañero alado como violento

13 de Septiembre del 2018. Por Daniela García Machorro

Gabriela Roel y Alejandro Camacho, actores con más de 30 años de trayectoria, expresan su opinión en orno al reciente señalamiento que supuestamente “reafirma” el carácter violento de Eduardo Yáñez, con quien comparten créditos en la serie Falsa identidad. Y es que, aparentemente, mientras grababan algunas escenas en Zempoala, Hidalgo, el actor golpeó a un habitante de dicho municipio. 

“ES UN SER MARAVILLOSO”

Gabriela, ¿cómo te ha tratado Eduardo Yáñez en la producción deFalsa identidad?

Es un divino, un amor.

¿Qué opinas de las acusaciones sobre su carácter?

Es una tontería, pobrecito. Yo creo que fue provocado.

¿Por qué piensas eso?

Porque tal vez le pagaron al tipo para que le colmara la paciencia.

¿Lo justificas?

No, todos somos diferentes y reaccionamos de maneras distintas. Él lo hizo así y ni modo.

¿Crees que la carrera de Eduardo vaya en descenso por todo lo que ha salido a la luz sobre su persona?

No, no pasa nada. Es un gran actor, con muchos años de carrera, una finísima persona, un caballero y un gran amigo.

¿Y cómo lo has visto en las grabaciones?

Normal, tranquilo, tampoco soy su mamá (risas).Pero lo conoces de tiempo atrás...Lo conozco de toda la vida, pero en este proyecto no tenemos escenas juntos, sólo hemos coincidido en día de grabación, y con lo poco que platicamos, es un ser maravilloso.

¿Qué cualidades resaltarías de Eduardo?

Es un tipo preparado, “leído y escribido” (risas), siempre está al pendiente de uno y es muy amable. Ojalá que ya no digan cosas feas porque él lleva muchos años en este negocio, no es cualquier persona. 

“SÓLO TENEMOS UNA ESCENA, DONDE YO ME LO VOY A CACHETEAR...” 

Alejandro, ¿cómo ha sido trabajar con Eduardo Yáñez en este proyecto?

¿Con el criaturón? ¡A toda madre!

¿Cuánto tiempo lleva de conocerlo?

Lo conozco desde que era un chamacuelo.

¿Qué opina de las acusaciones que volvieron a circular sobre su carácter?

No me gusta opinar, y como yo no estaba presente, tampoco puedo decir nada. Dicen que es muy violento...Ahorita pregúntale, y si no te agarra a cachetadas... (risas).

¿Es explosivo si algo le sale mal en un día de grabación? 

En realidad, Lalo y yo tenemos 40 años de conocernos, pero nunca habíamos trabajado juntos, y en esta historia sólo tenemos una escena donde yo me lo voy a cachetear (risas).

¿Ni en teatro o cine habían coincidido?

No, jamás. Y cuando supimos que sólo vamos en una escena, dijimos: “Chin...”.

Los dos tienen una gran trayectoria, ¿les gustaría producir algo juntos?

Sí, si no me agarra a cachetadas (risas); es broma, yo no creo en la violencia, siempre hay otras formas de arreglar las cosas.

Pero los dos son hombres de teatro...

Por ahora yo ya tengo una obra en puerta, pero más adelante podríamos hacer algo; sí, me gustaría.