Sergio Corona sigue activo a los 90 años

SERGIO CORONA festeja 71 años de carrera y 90 de vida; el actor asegura que trabajará ¡hasta el último de sus días!

15 de Agosto del 2018. Por GRISEL VACA
  • SE MANTIENE VIGENTE

    CORTESÍA DEL ACTOR

    SE MANTIENE VIGENTE

    Actualmente Sergio Corona interpreta a don Tomás en la serie de televisión Como dice el dicho, que se transmite de lunes a viernes por las estrellas.

     

  • ¡DURÓ OCHO AÑOS!

    CORTESÍA DEL ACTOR

    ¡DURÓ OCHO AÑOS!

    La serie Hogar, dulce hogar tuvo gran éxito al lado de Luz María Aguilar, José Gálvez y Begoña Palacios.

     

  • UN HOMBRE DE TEATRO

    CORTESÍA DEL ACTOR

    UN HOMBRE DE TEATRO

    Sergio Corona ha participado en múltiples puestas en escena: La fiaca, Una pareja con ángel, El tenorio cómico y Aeroplanos, al lado de Ignacio López Tarso.

     

  • LOS COMEDIANTES

    CORTESÍA DEL ACTOR

    LOS COMEDIANTES

    Por su carisma y talento, Sergio Corona ha logrado posicionarse como uno de los favoritos del público.

     

  • GRAN MANCUERNA

    CORTESÍA DEL ACTOR

    GRAN MANCUERNA

    Trabajó siete años como bailarín con Fernando Arau, con el nombre de Corona y Arau, en diversos proyectos.

     

Para don Sergio Corona, quien se forjó en sus primeros años de vida realizando labores pesadas en Hidalgo, su tierra natal, el trabajo realizado durante 71 años de carrera artística es un gran privilegio y no representan para nada ningún esfuerzo. “He tenido la necesidad y la obligación de prepararme mucho, siempre con la satisfacción de estar aprendiendo y practicando algo que me va a servir para el proyecto o compromiso que voy a realizar, pero nada con angustia ni esfuerzo”. Este 17 de agosto, el comediante recibirá un re- conocimiento por parte de la producción de Como dice el dicho, justo en la cafetería donde se graba el programa, y nos compartió anécdotas de su vida que lo han hecho el hombre disciplinado que es hoy. Además, aseguró que no se retirará jamás, a pesar de que ha trabajado toda su vida.

“MUCHOS DEMIS TRABAJOS NO LOS BUSQUÉ”

Después de 71 años de carrera y 90 de edad, ¿cómo es su vida ahora?
Mi vida es la consecuencia de los años que he vivido, de es- tar 52 años casado, de tener un programa (Como dice el dicho) y de seguir recordando las obras de teatro en que participé, las cuales tuvieron gran aceptación, como La fiaca, en la que hice ocho mil representaciones, además de otros proyectos muy satisfactorios.

¿Cuál considera el proyecto más entrañable que ha realizado?
No puedo dirigirme a uno en particular, pero creo que he sido un hombre afortunado. Muchos de mis trabajos no los busqué, aunque también lo he hecho, pero la mayoría me los han ofrecido. También tuve la gran fortuna de tener unos padres maravillosos que nunca se opusieron a mi carrera; al contrario, siempre me apoyaron en todo.

Además, ha logrado mantenerse vigente. El programa Como dice el dicho ha sido un éxito...
Sí, fue un gran acierto haber aceptado participar en él, porque originalmente se calculaba que duraría un año; sin embargo, no fue así, se ha alargado varios años más y estoy asombrado de que les guste a los niños, a los jóvenes y a los adultos. De hecho, algunos turistas de Para- guay, Ecuador, Perú, Venezuela, Argentina y Estados Unidos que vienen a México quieren a conocer el lugar donde grabamos. Piensan que es un negocio que está funcionando como cafetería para el público; y aunque nos da mucha tristeza y pena, no es así, sólo funciona como locación.

¿Ha pensado en el retiro?

Mi retiro será en mi muerte. ¡¿Cómo me voy a retirar?! Si me retiro, ¿qué hago? ¿Qué puede hacer Sergio Coro- na a esta edad, con tantos años trabajando? ¿Qué cosas hago en mi casa? Miren, si viajo, lo hago haciendo lo mismo; si pienso, pienso haciendo lo mismo, y si estoy con mi familia saben que estoy haciendo lo mismo.

“TODO HA SIDO MUY IMPORTANTE EN MI VIDA”
El trabajo es parte de su vida...
Así es. Hace muchos años, cuando estuve en Apan, Hidalgo, hice muchas actividades antes de meterme en este medio artístico: aprendí a cargar costales de cebada de 25 y 30 kilos para llenar 40 toneladas en un furgón de ferrocarril; aprendí a administrar un tinacal, recibía el aguamiel para ponerlo en las tinas a fermentar y que se hiciera pulque; aprendí a tizar un horno de ladrillo, a arrancar los elotes de las milpas cuando era la cosecha, a torear, jinetear, montar, manejar, mecánica y todo eso. El resultado de todas esas actividades que aprendí fue que, cuando empecé en este ambiente, no le tuve nunca miedo al esfuerzo. Todo lo que acepto lo hago con entrega, cariño, respeto, aprendizaje, agradecimiento a lo que me enseñan, y además, tengo buena relación con mis compañeros. Todo ha sido muy im- portante en mi vida.

¡Tiene una memoria increíble de cada momento de su vida!
No se crean. A mis 90 años se me olvidan muchas cosas (risas).

Precisamente su cumpleaños es el próximo 7 de octubre, ¿cómo lo va a festejar?
Trabajando y organizando el 40 aniversario de un torneo de golf.

Su gran pasión...

Sí. Para mí el golf es una actividad que ya no califico como deporte; es una actividad de cariño y de disfrutar los campos, los cuales son grandes pastizales. Mi participación jugando golf ya no es para mejorar mi sistema, estilo ni habilidades golfísticas, es para recordar y repasar lo hermoso que es caminar por esos campos.

¿Sigue reuniéndose con famosos con quienes acostumbraba compartir esta actividad? 

Muy de vez en cuando, pero he tenido la satisfacción de que algunas personas que se han enterado de mi cariño y mi admiración por el golf se hayan entusiasmado a jugarlo gracias a mi insistencia. Algunos son, por ejemplo, Chabelo, quien se burlaba de mí cuando veía que en el camerino practicaba con el bastoncito, además del productor Alejandro Gou y otros. Han sido como 10 o 15 compañeros y amigos que he iniciado en esta actividad.