'Adrián Uribe ¡en peligro de muerte!': Deseret Tavares

'Adrián Uribe ¡en peligro de muerte!': Deseret Tavares

'Adrián Uribe ¡en peligro de muerte!': Deseret Tavares

Ricardo Cristino

Según la vidente Deseret Tavares, Adrián Uribe enfrentará serios problemas de salud

09 de Agosto del 2018. Por Alejandro Salzar Hernández

Vaticinó las muertes de Jenni Rivera y Juan Gabriel con precisión tal que ella misma se asombra. Ambas predicciones, junto con la inesperada elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, colocaron de golpe y porrazo a Deseret Tavares como una de las videntes más acertadas en los últimos años. De origen colombiano y radicada en Los Ángeles, California, la pitonisa estuvo de visita en México la semana pasada y, apoyada en su inseparable tarot, nos compartió lo que su guía espiritual depara a algunas figuras del espectáculo y también cómo ha perfeccionado el don que la distingue.

ADRIÁN URIBE PRESENTARÁ SERIOS PROBLEMAS DE CORAZÓN Y ESTÓMAGO

Ante la recaída de salud sufrida por el comediante la semana pasada, Deseret consultó ante nosotros las cartas y determinaron lo siguiente: “(Adrián Uribe)Vive un momento crítico; le diagnosticarán más problemas en el intestino causados por una bacteria que le ha comido parte de este órgano. Le aguarda otra cirugía en la que le cortarán parte del intestino. Debe tener cuidado con el corazón y el estómago, donde también presentará problemas serios que lo pondrán en peligro de muerte. De hecho, en las cartas aparece una partida (muerte)”.

LUIS MIGUEL CONTARÁ SU VERDAD EN LIBRO ESCRITO POR ÉL

Su controvertida bioserie sólo traerá beneficios temporales a la carrera del Sol, asegura la colombiana. “Tiene tantas deudas que todo lo que le paguen ya lo tiene gastado. Habrá segunda parte de su serie y discutirán la posibilidad de una tercera. Después escribirá una autobiografía firmada por él; tendrá pasta dura color café con su foto y firma en la portada, pero no vuelve a ser el hombre rico del pasado. Su estado de salud será crítico; tendrá problemas de Parkinson y también en la garanta, por cuerdas vocales o cáncer, así que no cantará por mucho tiempo más. Grabará un último disco. Insisto: se reunirá con su madre, Marcela Basteri. Ella está viva, las cartas no la muestran muerta. Está recluida en un asilo para enfermos mentales en Italia”.

CRISTIAN CASTRO SE VOLVERÁ A CASAR... ¡Y A DIVORCIAR!

Entre los clientes asiduos a los servicios de la colombiana figura el “Gallito Feliz”, quien seguirá de picaflor y teniendo hijos: “Se volverá a casar... ¡y a divorciar! Será con una mujer de piel blanca y ojos claros, más alta que él y de un temperamento fuerte; ella no lo aguantará y lo dejará. Antes de eso tendrá dos hijos más, el primero de ellos un varón. Tiene una idea de perfección en lo que es la mujer ideal y a todas las compara con su madre, entonces nadie le llega a la talla de Verónica Castro”.

“MI GUÍA ESPIRITUAL SALVÓ LA VIDA DE MI HIJO”

Originaria de Boyacá, Colombia, Deseret Tavares creció desde niña en Los Ángeles, California, donde emigró su familia. Ahí sus padres desplegaron cualidades únicas: su papá ganó varias veces la lotería al vislumbrar los números ganadores y su mamá es capaz de transportar su espíritu a kilómetros de distancia. Así las cosas, ella pensó siempre que la virtud de ver imágenes del futuro era generalizada.

“TENGO SIETE GUÍAS ESPIRITUALES”

Deseret, ¿cómo forjas tus predicciones?

El tarot me ayuda a abrir un portal a través del cual puedo ver visiones del futuro. Las cartas me marcan tiempo y detalles que no veo en el portal. Mi tirada me ayuda a confirmar eventos en tres maneras simultáneas, además de la información que me da mi guía espiritual. Cuando leo el tarot veo, escucho, siento y confirmo la información.

¿Quién es tu guía espiritual?

Tengo siete guías espirituales en igual número de dimensiones, pero hay uno que habla conmigo diariamente. Él me acompaña desde pequeña y viene de una novena dimensión; me ha enseñado técnicas de meditación y me recuerda cuando algo se me olvida. Además, cuando visito algún lugar desconocido, me guía como si fuera un sistema de navegación. Si de predecir se trata, hay una guía gitana y me habla en portugués de eventos claves dentro del mundo terrestre, de la vida de las personas.

Ademas del tarot, ¿a través de qué otros elementos puedes predecir?

Lo que viene a mí es una voz, porque en el portal veo el evento tal y cómo ocurrirá, pero no sé cuándo. A veces mi guía me dicta una fecha o gracias al tarot puedo hallarla por medio de símbolos. Normalmente, cuando doy una predicción, también huelo el mes o el día gracias a la energía que percibo en ese momento.

¿Cuándo descubres tus dones y cuándo los pones en práctica?

Empecé a hablar con mi guía en la cuna; él me acompaña desde que fui creada en espíritu. Siempre creí que eso era algo normal, pero cuando me enteré en la escuela que nadie escucha lo que yo, fue cuando empecé a sentirme rara. Es un don que se va perfeccionando; con el tiempo abres más canales, más facultades. Al inicio escuchaba pocas cosas y veía flashes de vez en cuando; ahora acontece muy seguido.

“ME HE LIBRADO DE ACCIDENTES”

¿Cuál de tus prediciones es la que más te ha impactado?

Todas, porque no son mías, me las comunica mi guía y yo simplemente las comparto a ustedes. La muerte de Jenni Rivera fue una de las que más me marcó; predije cómo iba a ocurrir, se lo dije a un familiar de ella. Uno no tiene la vida comprada, no sabe uno cuándo se va a ir, pero que le digan a la familia Rivera: “Díganle a Jenni que en las dos primeras semanas de diciembre no se monte en un avión porque se va a caer”, es algo espeluznante. También la muerte de Juan Gabriel; año y medio antes dije: “Para agosto o septiembre de 2016 va a morir de un ataque cardíaco”. Son cosas que me impactan porque se trata de una vida.

¿Tienes posibilidad de visualizar tu propio futuro y evadirlo?

Sí, lo he hecho en varias ocasiones y me he librado de accidentes. Una vez me iba a parar en un semáforo; nor- malmente me ponía del lado derecho, pero mi guía me dijo: “Pásate a la izquierda”. En eso llegó un auto a la derecha y dos segundos después lo embistió otro por detrás y lo destruyó completamente. Mi pequeño hijo hubiera muerto porque viajaba atrás. También, cuando estaba embarazada, mi papá me dijo: “Vamos a comprar pan”. Tomé mi bolso y mi guía me dijo: “¡No salgas!”. A dos cuadras de la casa chocaron el auto de mi padre de la misma manera y él quedó inválido. Si yo hubiera ido con él, pierdo a mi hijo. Son sucesos que me han cambiado la vida.