Alejandro Fernández se hace ¡un autorregalazo de cumple!

Alejandro Fernández se hace ¡un autorregalazo de cumple!

Alejandro Fernández se hace ¡un autorregalazo de cumple!

Dulce María Orozco

Con motivo de su cumpleaños 47, Alejandro Fernández adquirió un par de finos relojes para él y su novia Karla Laveaga

03 de Mayo del 2018. Por Alejandro Salazar Hernández y Jorge Sotelo

Un día antes de presentar con éxito dos actuaciones en la Feria de San Marcos 2018, en Aguascalientes, y dar pie a murmuraciones por la misteriosa mujer que lo acompañó durante una de ellas, Alejandro Fernández comenzó los festejos de su cumpleaños 47 visitando en Los Ángeles, California, una joyería de prestigio con su novia, la modelo Karla Laveaga. Ahí, tras recorrer por cerca de 40 minutos los aparadores, adquirió un par de relojes con incrustaciones de diamantes, uno para él y otro para ella; cada uno con un valor de cinco mil dólares. Autorregalazo que El Potrillo se dio justo ahora que, paradójicamente, decidió con Karla amarse de nuevo sin límite de tiempo. 

  • ¡SE CONSIENTE!

    Dulce María Orozco

    ¡SE CONSIENTE!
    Él se mostró feliz. Acaba de comenzar una gira internacional, y su corazón tiene de nuevo dueña en la persona de Karla Laveaga
  • ¡SE CONSIENTE!

    Dulce María Orozco

    ¡SE CONSIENTE!
    Juntos, Karla y Alejandro recorrieron el local. Parece que no fue fácil decidir el modelo ante tanta variedad
  • ¡SE CONSIENTE!

    Dulce María Orozco

    ¡SE CONSIENTE!
    Durante cerca de 40 minutos la pareja observó los costosos relojes en los aparadores

KARLA LE ORGANIZÓ UNA FIESTA SORPRESA


La modelo de 26 años se esmeró para que su novio celebrara 47 añosen un lugar mágico: La Barranca de Huentitán, donde se congregaron familiares y amigos. Durante la reunión, ella se mostró cariñosa y detallista con el cantante. El estilo del festejo fue hippie chic, y los invitados degustaron platillos gourmet en un ambiente relajado; en lugar de sillas hubo cojines, y el sitio estuvo adornado con velas y antorchas. El momento más emotivo fue cuando Karla sorprendió a Alejandro con un hermoso y delicioso pastel, al cual, al final de Las mañanitas, le dio tremenda mordida. La celebración se prolongó hasta entrada la madrugada.