Hijos de Lupe Esparza siguen los pasos de su padre en Bronco

Hijos de Lupe Esparza siguen los pasos de su padre en Bronco

Hijos de Lupe Esparza siguen los pasos de su padre en Bronco

JAVIER ARELLANO

José y René Esparza siguen la herencia de su padre, Lupe Esparza, en Bronco

09 de Abril del 2018. Por LILIANA LEJARAZU

José y René Esparza han vivido desde niños el éxito de Bronco, pero jamás imaginaron que formarían parte de la emblemática banda pese a que su papá es el líder de la misma. Desde que Choche (q.e.p.d.), baterista del grupo, enfermó, ellos le entraron al quite y  ahora ya están más que acoplados: José en la guitarra y René en el bajo, además, con el orgullo de haber participado en el primer disco del también conocido Gigante de América. Trabajar al lado de su padre, coincidieron los hermanos, es un privilegio, pues todos los días aprenden algo nuevo. Más allá del aspecto laboral, en esta charla también nos compartieron que Lupe Esparza es un abuelo consentidor.

 

¿Cómo se han sentido dentro  del grupo? 

JOSÉ: Muy contentos de pertenecer a las filas de Bronco y agradecidos con el público que nos ha recibido de maravilla. Ya tenemos alrededor de seis años en la agrupación. 

RENÉ: Aunque oficialmente nos dieron la bienvenida el año pasado, cuando por primera vez participamos en un disco de Bronco, que fue el Primera Fila.

 

Entonces, ya están más  que acoplados... 

R: Sí. Cuando desgraciadamente Choche comienza a enfermar  le prohíben viajar; entonces primero se incorpora mi hermano a ayudarles con la batería y después tomaron la decisión de  hacer estos cambios con Choche vivo todavía. Él aguantó un  añito viéndonos con esta nueva etapa de Bronco.

 

Antes de entrar a Bronco,  ¿a qué se dedicaban? 

R: Teníamos un grupo llamado Trotamundos; de hecho, anduvimos un tiempo girando con Bronco, abriendo sus conciertos. También con otras agrupaciones allá en Monterrey.

 

Bronco es una leyenda en la música regional mexicana, ¿ustedes eran sus fans siendo niños? 

R: ¡Claro! Independientemente de que mi papá pertenezca a la agrupación, siempre ha existido esa admiración musicalmente hablando. Obviamente, quien nos sembró esa semillita fue mi padre; nos encantaba verlo en el escenario cuando estábamos de vacaciones de la escuela y nos tocaba acompañarlo a las giras. Nos sentábamos detrás de la batería de Choche observando todo, tomando detalle de la acción y nos imaginábamos algún día estar en los zapatos de nuestro papá y tener nuestra propia agrupación, pero jamás pensamos que íbamos a pertenecer a Bronco. Fue como un sueño difícil de creer.

 

¿Desde siempre quisieron ser músicos? 

J: Sí. Como comenta mi hermano, nuestras vacaciones eran andar con Bronco; siempre nos vimos reflejados de esta manera. Incluso en nuestros estudios nos inclinamos por la música; yo estudié Ingeniería en audio y mi hermano en la Escuela de Música.

 

¿Terminaron sus carreras? 

R: No, porque nos iniciamos en la carrera de andar de giras y era de tiempo completo. De plano no pudimos terminar, dijimos: “En alguna chancita, vamos y la terminamos”, pero no se ha dado ese momento porque nos ha absorbido totalmente esta carrera.

¿Y cómo es Lupe Esparza en casa? 

R: Igual que como lo ven ustedes. Mi papá es algo exigente; así como lo es en su carrera, también lo es en la casa. Es una persona que admiramos muchísimo, que respetamos bastante y que, sin duda, es un maestro que Dios nos puso en el camino. Es más fácil el aprendizaje que tenemos con él porque prácticamente nos vemos 24 horas al día.

 

¿Viven con él? 

J: Cada quien tenemos nuestra familia ya, pero prácticamente llegamos a Monterrey y es la comida en familia con todos. 

R: Nuestra familia también es gracias a él, que siempre ha sabido mantenernos juntos. En los tiempos en que tenía las giras extensas de hasta dos meses, el poco tiempo que estaba en casa siempre hacía lo posible por juntarnos a todos. Ese es otro valor que nos ha mostrado, y eso es lo que intentamos ahora nosotros.

 

¿Ustedes están casados? 

J: Sí. Mi esposa se llama Alejandra y tenemos dos hijos, un niño y una niña. 

R: Mi mujer se llama Gris y tenemos tres. 

J: En total, mi papá tiene siete nietos.

 

¿Cómo es Lupe Esparza de abuelo? 

J: Bien chiflado. A veces, cuando lo veo con mis hijos o sobrinos, veo un lado de él que nunca había visto: cómo les habla como niños, cómo los consiente... A nosotros nos decía: “No coman muchos dulces y nos los quitaba”, y a mis hijos apenas los ve y se los lleva a comprarles dulces y de todo. Luego a uno le toca batallar y corregirlos.

 

Su papá nos contó que muy pronto harán su serie, ¿ustedes participarán en ella? 

J: Sí. Obviamente habrá actores que interpreten la primera generación de Bronco: a mi papá, Choche, Javier y Ramiro, y en la etapa actual sí saldríamos todos. Será una serie que dará un mensaje de superación, no de escándalos, como tantas que se manejan ahora. Toda la familia podrá verla.