¡Exclusiva! Julián Gil le responde a Marjorie De Sousa

¡Exclusiva! Julián Gil le responde a Marjorie De Sousa

¡Exclusiva! Julián Gil le responde a Marjorie De Sousa

Archivo

En exclusiva para TVyNovelas el actor se defendió

15 de Mayo del 2017. Por Vianney Díaz y Gabriela de los Santos

El proceso legal entre Marjorie de Sousa y Julián Gil, donde se disputan ciertos derechos sobre su pequeño hijo, Matías, se torna cada vez más complicado. Lejos de llegar a acuerdos legítimos ante el Tribunal, las exigencias de la actriz han trascendido a los medios como nunca se pensó. La semana pasada se hizo pública la contestación de ella a la demanda que el actor interpuso en su contra. Llama la atención que la venezolana solicitó al juez practicarle al actor pruebas toxicológicas y psicológicas, aseverando que podría estar consumiendo sustancias ilícitas y ser una persona violenta. Además señaló que Gil se ocupó muy poco de ella durante y después del embarazo, tanto económicamente como en cuidados. Ante estas acusaciones, el boricua reaccionó rápidamente y publicó en sus redes sociales un video donde se le aprecia besando a Matías momentos después de su nacimiento. En exclusiva conversamos con Julián Gil, quien se defiende de estas acusaciones, dejando claro que no se trata de atacar a la actriz, sino de demostrar que los argumentos de la otra parte carecen de veracidad. 

Se te acusa de violento, alcóholico y de ingerir sustancias ilegales…

Eso es lo que viene en la contestación de la demanda. Se me pide una prueba toxicológica y otra de psiquiatría para poder compartir tiempo con mi hijo, ¡no se vale! Y más conociéndome ella a mí. Sus verdades no son sostenibles; ahí es donde me siento cada día peor. No ha sido un proceso fácil, y me imagino que ella tampoco lo debe estar pasando bien. 

¿Cuál crees que sea la estrategia de Marjorie?

Eso se lo deben preguntar a ella; quisiera saber qué es lo que está en su cabeza. Marjorie y Julián ya no están juntos, pero hay un niño que nos va a unir por el resto de nuestras vidas, entonces aquí la estrategia no cabe. Lo que debe existir es el razonamiento de dos seres humanos por el bien de un niño.