<![CDATA[Carmen Villalobos, la reina del rating en Colombia]]> <![CDATA[Carmen Villalobos, la reina del rating en Colombia]]> tvynovelas_co_portadas_18_01_24_carmen-villalobos--la-reina-del-rating-en-colombia Todos Carmen Villalobos lo tiene todo: una relación estable con el también actor Sebastián Caicedo; un perro, Freud, al que ama como un hijo; vive con su mamá, Betty; lleva nueve años como actriz exclusiva de Telemundo, y la segunda temporada de Sin tetas sí hay paraíso (que protagoniza) es la más vista en Colombia. Cada día que amanece agradece a Dios: “Me siento absolutamente bendecida, porque lo tengo casi todo”. Sí, casi todo, porque la partida de su padre, Pedro Villalobos, en octubre del año pasado, le dejó un vacío muy grande


Como dice esta barranquillera, que comenzó muy joven en la actuación, no ha sido fácil acostumbrarse a estar sin su padre. Es la primera vez que abre su corazón, a un medio de comunicación, para hablar del momento sentimental que vive. Aunque Carmen es muy activa en las redes sociales, ha preferido mantener en privado el tema. “Mi papá me enseñó a ser positiva. Por eso, prefiero destacar el maravilloso año que pasó y de este, que inicié con pie derecho, pues en dos meses estaré lanzando en Latinoamérica mi primera película. Y, sin duda, este 2018 promete”.

Ha sido dura la experiencia por la muerte de tu papá el año pasado...


“No sabes lo difícil. Uno siempre habla de la muerte, pero hasta que te toca de cerca no eres consciente; cuando es un ser cercano es durísimo. Mi papá se llamaba Pedro Villalobos, sufría de tensión alta, le dio un derrame cerebral y falleció. He sentido que me falta una parte. Me ha pasado que voy a viajar y quiero llamar a mi papá antes de despegar, pero me doy cuenta de que ya no lo puedo llamar (respira profundo, hace una pausa y continúa). ¡Es rarísimo! Ver las fotos, acordarme de las cosas de mi niñez, de todo.

Sí, me he mantenido muy fuerte y no he dejado que la tristeza me invada, pero me permito esos espacios, porque el duelo sigue, aunque la gente me vea feliz. La procesión va por dentro, el vacío se siente. Esta fue la primera Navidad que pasé sin mi papá y sí es muy duro, y no es fácil acostumbrarme”.



La serie es la más vista en este inicio de 2018...

“Empiezo el año superbién: cada día me levanto agradeciéndole a Dios, porque me siento muy afortunada y bendecida. Han sido años de trabajo y de carrera, no he parado. Es más maravilloso, porque después de nueve años de grabar la primera temporada de Sin senos no hay paraíso, el éxito sigue repitiéndose. Esta segunda temporada  fue presentada con éxito en Estados Unidos, y en Colombia es la más vista. A esta serie le debo mucho, porque hizo que Telemundo se fijara en mí para ser su actriz exclusiva. Durante nueve años no he parado de trabajar”.

 

Lee el artículo completo en nuestra edición impresa

 

]]>