Mábel Moreno: "Ya quiero ser mamá"

Mábel Moreno:

Mábel Moreno: "Ya quiero ser mamá"

Hernán Puentes

Vive un noviazgo sólido con Iván López, no le teme a volverse a casar y confiesa que ahora sí quiere ser madre

23 de Noviembre del 2017. Por Ánkar Brito Lozada

El pez muere por la boca. “No escupas pa’ arriba Mabel”, le dijo Rodrigo Candamil en una cena, cuando ella expresó que jamás se metería sentimentalmente con un actor, y menos del mismo set de grabación. Aquella frase fue como una profecía. Un año después, la actriz bogotana reconoce entre risas que ese ha sido uno de los mayores aprendizajes de este “maravilloso” 2017.

 

Termina el año enamorada de Iván López, su compañero de set en La ley del corazón. Y lo cierra haciendo lo que más le gusta: actuando, esta vez en una novela sobre cantantes de reguetón que el Canal Caracol lanzará el próximo año.

 

La actriz bogotana, con esencia costeña, le dio vida a una bipolar en La tusa; a una médica empoderada, en La ronca de Oro; a una costeña determinada, en Diomedes, y a una monja, en La madre Laura, habla sin rodeos del amor, de los personajes que ha hecho en 17 años de carrera, de la posibilidad de ser madre, de su proyecto de dedicarse a la música, y de la segunda temporada de La ley del corazón.

 

Este ha sido un buen año para ti…                                         

“Ha sido un año muy bonito, pero siento y creo que es el resultado de 17 años de lucha. Yo no me hice de un día para otro, y tampoco ha sido un tema de suerte. Claro, hay ingredientes que influyen, aunque siento que lo que estoy viviendo en la televisión es porque lo he trabajado. Ha sido un proceso de aprendizaje y, sobre todo, de saber elegir los personajes; por eso no me han encasillado. Hubiera sido más fácil elegir siempre papeles de chica de 20 años y de ‘club’. Mi vida actoral ha sido un proceso muy consciente, de enamorarme y desenamorarme del oficio. Sin demeritar a nadie, mi caso no es el de ‘señorita no sé qué’ que ahora es la protagonista de tal novela. No, yo he luchado todo: he estudiado y he respetado este oficio, y creo que por eso estoy recogiendo los frutos de una gran cosecha”.

 

¿Estás en la época de recoger frutos?

“Para mí, sí. Esa es la lógica, porque hay gente que es un boom de un momento a otro y… ¡maravilloso, lo hacen increíble! En mi cabeza la lógica es sembrar y aprender cada día. Por eso creo que mi carrera no es un tema de juventud y belleza, la prueba es que ya estoy grande (tiene 33 años). Pero qué bonito que mi carrera sea por los personajes bacanos que he hecho, por escoger bien los papeles, por respetar lo que hago. Pienso que apenas estoy comenzando un nuevo ciclo en mi carrera. Es el primer escalón de una trayectoria que quiero recorrer y un ciclo de pensar en grande. Estoy en un momento decisivo, porque me puedo acomodar y vivir una carrera muy cómoda, o reinventarme para tener una carrera larga y diferente”.