Claudia Bahamón, la más querida

Publicado el día 09 de Noviembre del 2017, Por Natalia Romero Rosanía

La mayor prueba de eso es que arrasó en las votaciones a los Premios TVyNovelas. ¡Es la favorita de todos!

Claudia, ¿por qué crees que todo el mundo te quiere  tanto?
“Eso es algo que yo también me cuestiono mucho, porque me llama la atención. Cuando volví a la televisión, como presentadora de Master Chef, sentí como si no hubiera pasado el tiempo. Percibí que el cariño de la gente estaba ahí. Gracias a Dios y a aquellos que me quieren y que permiten que yo esté en donde estoy, así lo haga bien o mal. Siento que a la gente que me quiere, poco le importa lo que yo diga, sino que simplemente me quiere, y ya. Analicé el tema y llegué a la conclusión de que tal vez ese cariño se debe a que yo nunca me he enfrentado a nadie, ni peleado con nadie, ni ha habido competitividad con mis colegas. Creo que transmito paz y que, además, la gente me ve como alguien real, como una persona aterrizada. Nunca me ha gustado idealizarme, ni que las personas me vean como alguien inalcanzable. Me gusta que el cariño que sienten por mí es real y mundano, porque así me ven, como soy yo: real y mundana. Yo nunca escondo mis sentimientos. Cuando estoy triste o molesta por algo, la gente lo sabe, porque nunca ha sido mi propósito que la gente crea que soy perfecta. Siempre me he mostrado como lo que soy, una mujer vulnerable, con sentimientos iguales a los de las personas que me ven por televisión. Eso se lo agradezco a mi papá (Germán
Bahamón).
Muy al principio de mi carrera en televisión, justo en mis inicios, cuando me empezó a ir superbién y el mundo me abrazaba y me acaparaba, mi papá un día me dijo: ‘Yo me alegro mucho por lo que te está pasando, pero quiero que siempre recuerdes de dónde vienes’”.

Se detiene para respirar profundo. Está a punto de llorar. Se calma y continúa:

“Es fácil subirse en una nube y olvidarse de dónde viene uno, hasta cuando la vida te da un golpe y te toca regresar adonde tus papás, para pedirles perdón por no haberles dedicado tiempo. Eso no me va a pasar a mí. He vivido de tal forma que no tengo que pedirles perdón. Solo darles las gracias”.
Claudia acepta que está pasando por una etapa ‘existencialista’ en su vida, y se la está gozando, así que le damos gusto con esta entrevista.