Paulina Vega: ¡Ya era hora!

Paulina Vega: ¡Ya era hora!

Paulina Vega: ¡Ya era hora!

Nunca antes una Señorita Colombia había gozado del favoritismo absoluto en la competencia

10 de Abril del 2017. Por ÁNKAR BRITO LOZADA FOTOS: EFE

Sobradez, confianza o certeza, como lo quieran llamar, lo cierto es que Paulina Vega (22 años) siempre se creyó ganadora de Miss Universo. Tal vez por intuición o por seguridad absoluta en ella, pero la barranquillera sabía que su destino era traerse la segunda corona de la mujer más bella del universo para Colombia. Así lo confirmó en una entrevista con TVyNovelas durante el Reinado Nacional de la Belleza, en noviembre pasado, cuando expresó: “Ahora los periodistas no me quieren entrevistar, pero esperen que yo me traiga esa corona de Miami”; o cuando en diciembre nos dijo: “El 25 de enero será mi coronación como Miss Universo”.

 

Esa seguridad cautivó a personajes como Donald Trump, dueño de la organización Miss Universo, y hasta a los cientos de periodistas que cubrieron el reinado, y que día tras día aumentaron el favoritismo de la reina de Colombia, que se multiplicó  en las redes sociales.
El modelaje le llegó cuando apenas tenía cuatro años y vivía en su natal Barranquilla. Paulina estaba presenciando un desfile con sus
padres, pero una niña faltó, y ella la reemplazó con permiso de sus papás. Y su primera portada de revista la protagonizó a sus 15 años en Novias y bodas, cuando ya residía en Bogotá. Aun cuando no decía que su sueño era ser reina, sus amigas del colegio Andino concuerdan en afirmar que a Paulina le encantaba ser la chica más popular. Nunca fue sumisa, por el contrario, era rebelde con causa, luchaba por defender sus opiniones y mostrarse como líder.


“Ella de verdad se esforzó por esa corona; hizo muchos sacrificios para ganar, se lo propuso y lo
cumplió. Usaba poco el celular para estar concentrada en su preparación intelectual. Muchas veces me repitió que ella iba a ganar. Recuerdo que el periodista Ismael Cala le preguntó que en dónde se veía en un año, y Paulina respondió: “Viviendo en Nueva York, y así sucederá”, afirma su amigo cercano Mateo Gómez.
Ahora que su sueño se ha hecho realidad, falta esperar a que se cumplan dos más: que desfile en el Carnaval de Barranquilla y que este año le entregue la corona de Miss Universo a su sucesora Ariadna Gutiérrez, Señorita Colombia 2014